Mujeres de edad avanzada en línea

Del retiro a las pasarelas. Schargel trabajó durante 45 años en una empresa de moda y se retiró en 2017. Un año después decidió crear su línea de lencería para mujeres mayores de 60 años ... Las dos mujeres afectadas por el coronavirus tenían edad avanzada y se da la circunstancia que una de las fallecidas era la esposa del hombre que falleció igualmente por coronavirus en la ... Un estudio descubrió que las mujeres de edad avanzada que recibieron braquiterapia después de la lumpectomía tenían más probabilidades de someterse a una mastectomía 5 años después de la cirugía en comparación con las mujeres que se trataban con terapia de radiación con haz externo. En Tito 2:2-10 Pablo habló no solo de los hombres de edad avanzada, sino también de las mujeres de edad avanzada y de lo que ellas podían hacer para ‘adornar’ la verdad. El excelente ejemplo de los hombres y mujeres de edad avanzada que participan con regularidad cada mes en el servicio del campo a pesar de sufrir de enfermedades que ... En 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas, proclamó el 1° de octubre Día Internacional de las Personas de Edad (Avanzada), con el propósito de reconocer su contribución en el desarrollo económico y social, buscando resaltar las oportunidades y los retos asociados al envejecimiento demográfico.. La conmemoración de este día tiene el objetivo de concientizar sobre las actitudes ... El estudio se publicó en la edición en línea del 14 de octubre de 2013 de Journal of Clinical Oncology (Revista de oncología clínica). Lee el artículo “Trastuzumab-Related Cardiotoxicity Among Older Patients With Breast Cancer” (Cardiotoxicidad relacionada con trastuzumab en pacientes de edad avanzada con cáncer de mama) (en inglés). Si tienes más de 35 años y deseas quedar embarazada, estás en buena compañía. Muchas mujeres postergan el embarazo hasta avanzada la década de los treinta, e incluso más —y tienen bebés sanos—. Tomar recaudos especiales puede darle a tu bebé el mejor comienzo.

El PT vuelve a presentar una iniciativa para modificar el sistema de Pensiones

2020.02.21 07:19 ricardoe El PT vuelve a presentar una iniciativa para modificar el sistema de Pensiones

http://gaceta.diputados.gob.mx/Gaceta/64/2020/feb/20200220-II.html#Iniciativa4
Copia en gdocs: https://docs.google.com/document/d/1gPE3j_tX9g_NB7PDLp6wXhlkcOExsrTwWHUagI4BJ6A/edit?usp=sharing

Aqui va el cuerpo principal de la iniciativa, ojo a los enunciados en negritas:

Decreto por el que se adiciona un párrafo segundo al inciso b, fracción III del artículo 5o. de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores y se expide la Ley General de Pensiones.
Artículo Primero. - Se adiciona un párrafo segundo al inciso b, fracción III del artículo 5o. de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, para quedar como sigue:
Artículo 5o...
I...
II...
III...
a...
b....
Asimismo, tener garantizado que todo ciudadano mexicano que cumpla sesenta y ocho años tendrá derecho a recibir por parte del Estado una pensión no contributiva en los términos y condiciones que fija la Ley. En el caso de los indígenas y afromexicanos, éste será aplicable a partir de los sesenta y cinco años de edad.
Artículo Segundo . - Se expide la Ley General de Pensiones, para quedar como sigue:
Ley General de Pensiones
Capítulo I Disposiciones Generales
Artículo 1.- La presente Ley es de orden público y tiene como objeto establecer los criterios generales que regirán los sistemas de pensiones por retiro y garantizadas por vejez, con la finalidad de lograr su adecuada armonización.
La presente ley es de observancia obligatoria para el Supremo Poder de la Federación; los estados y la Ciudad de México; los ayuntamientos de los municipios; las alcaldías de la Ciudad de México; las entidades de la administración pública paraestatal, ya sean federales, estatales o municipales y los órganos autónomos federales y estatales.
Artículo 2. Para los efectos de esta Ley se entenderá
I. Pensión por retiro. - Acto administrativo por el que un trabajador termina su vida laboral activa y pasa a una situación de retiro por la que recibe una renta vitalicia o de retiro programado.
II. Cuenta individual. - Aquella que el organismo público abrirá para cada beneficiario, para que se depositen las cuotas obrero-patronales y estatales por concepto de jubilación, así como los rendimientos. La cuenta individual se integrará por las subcuentas: de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez, y de aportaciones voluntarias.
III. Pensión Garantizada por vejez. - Aquella pensión no contributiva que el Estado garantizará a todo ciudadano mexicano que cumpla sesenta y ocho años en los términos y condiciones que fija la Ley. Siendo aplicable en el caso de los indígenas y afromexicanos a partir de los sesenta y cinco años de edad.
El monto mensual de dicha pensión no contributiva será el equivalente a lo establecido en la línea de bienestar por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social para el año en curso, salvaguardando su poder de compra.
IV. Retiros programados. - Modalidad para obtener la pensión por retiro de manera fraccionada por montos establecidos, de manera mensual, del monto total de los recursos de la cuenta individual, para lo cual se tomará en cuenta la esperanza de vida de los pensionados, así como los rendimientos previsibles de los saldos.
Artículo 3. Todo ciudadano mexicano tiene derecho a recibir una pensión:
i. Pensión garantizada por vejez;
ii. Pensión por retiro: tener 65 años de edad o haber laborado y cotizado, en el caso de los hombres 35 años y 32 años en el caso de las mujeres.
Artículo 4.- Las pensiones por retiro se financiarán a través de un fondo de aportaciones tripartita trabajador-patrón-Estado, y se registrarán en una cuenta individual por trabajador. Las contribuciones obligatorias deberán ser el 13 por ciento del salario base de cotización (SBC) registrado ante la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.
Las contribuciones que corresponderá cubrir a los patrones, a los trabajadores y al Estado, serán de diez por ciento (10 por ciento), uno punto ciento veinticinco por ciento (1.125 por ciento) y uno punto ochocientos setenta y cinco por ciento (1.875 por ciento) sobre el salario base de cotización, respectivamente.
Las pensiones garantizadas por vejez se financiarán a través de un fondo constituido en el gobierno federal. Para el cual, la Cámara de Diputados, en ejercicio de sus facultades en la materia, deberá observar la suficiencia presupuestaria necesaria en la aprobación anual del Presupuesto de Egresos, a fin de garantizar la vigencia efectiva del mandato constitucional. Sin menoscabo de la posibilidad de establecer convenios de coordinación en la materia entre los distintos órdenes de gobierno, con la finalidad de garantizar la colaboración administrativa y presupuestaria que facilite el financiamiento de dicha pensión.
Capítulo II De las pensiones por retiro
Artículo 5. - Los trabajadores podrán acceder a una pensión por retiro una vez cubiertos los requisitos establecidos en el artículo tres de esta Ley, para ello deberán de llevar a cabo los trámites administrativos correspondientes, estipulados por el organismo público correspondiente.
Artículo 6.- El otorgamiento de la pensión por retiro sólo se podrá efectuar previa solicitud del beneficiario, y se le cubrirá a partir de la fecha en que haya dejado de trabajar, siempre que cumpla con los requisitos establecidos para tal efecto.
El trabajador podrá optar, al inicio de su periodo de retiro, por recibir en una sola exhibición hasta el 15 por ciento del monto total de su cuenta individual. El restante se programará para su retiro mensual.
Artículo 7.- Cuando el pensionado por retiro cambie de residencia fuera de territorio nacional, continuara recibiendo su pensión, conforme a lo dispuesto por convenio internacional; asumiendo el pensionado los gastos administrativos de traslado de los fondos.
Artículo 8. A la muerte del pensionado por retiro que estuviere gozando de una pensión, el organismo público deberá entregar los recursos restantes derivados de la cuenta individual a los beneficiarios.
Artículo 9.- Si la muerte del trabajador aconteciera antes de recibir una pensión por retiro, el organismo público deberá entregar los recursos derivados de la cuenta individual a los beneficiarios.
Capítulo III De las pensiones por vejez
Artículo 10.- Cuando el pensionado por vejez cambie de residencia fuera de territorio nacional, continuara recibiendo su pensión, observando en todo momento que esta debe hacerse llegar sin costo alguno al pensionado.
Artículo 11.- El Estado garantizará una pensión por vejez en los términos establecidos en la presente Ley.
Artículo 12.- El otorgamiento de la pensión por vejez se efectuará previa solicitud del beneficiario.
Artículo 13.- Debe evitarse la duplicidad de esfuerzos en la materia, atendiendo en todo momento lo dispuesto en el artículo 4o., párrafo 3o. de la presente ley.
Capítulo IV
De la administración de los fondos de pensiones por retiro y garantizadas por vejez.
Artículo 14.- La administración de las pensiones se hará a través de fondos financieros administrados por el Estado, mediante un organismo público descentralizado con personalidad jurídica y recursos propios. El organismo público deberá administrar los fondos de pensiones con apego a la legalidad y bajo los principios de transparencia, economía, honradez, eficiencia y eficacia, siempre buscando el bienestar de los pensionados.
Artículo 15.- Los fondos de pensiones podrán ser invertidos únicamente en actividades que propicien el crecimiento económico nacional, minimicen los riesgos financieros y garantice el retorno de la inversión con los mejores rendimientos posibles, anteponiendo el interés de los beneficiarios y propiciando la generación de empleo formal. Se privilegiará la inversión en la Banca de Desarrollo, las empresas productivas del Estado de los sectores estratégicos nacionales y, en segundo término, los instrumentos financieros de capitalización del Gobierno Federal. No se podrán hacer inversiones en los mercados de capitales.
Artículo 16.- El organismo público encargado de administrar los fondos de pensiones deberá, en el caso de las pensiones por retiro, informar a cada titular de una cuenta individual, el estado de la misma, en los términos, periodicidad y forma que se establezcan, sin perjuicio de que el titular en todo tiempo tenga el derecho a solicitar cualquier tipo de información, relacionada con su cuenta individual al organismo.
Artículo 17.- Durante el tiempo en que el trabajador deje de estar sujeto a una relación laboral, tendrá derecho a:
i. Realizar aportaciones a su cuenta individual, y
ii. Retirar parcialmente por situación de desempleo los recursos de la Subcuenta de Retiro, observando en todo momento que ello no comprometa su pensión correspondiente.
Artículo 18.- Los trabajadores tendrán en todo tiempo el derecho a hacer aportaciones voluntarias a su cuenta individual, ya sea por conducto de su patrón al efectuarse el entero de las cuotas, o por sí mismos. En estos casos, las aportaciones se depositarán a la subcuenta de aportaciones voluntarias.
Artículo 19.- El Estado, a través de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, aportará anualmente los recursos financieros para cubrir el fondo de pensión garantizada por vejez.
Artículo 20.- El organismo público encargado de administrar los fondos de pensión garantizada por vejez y retiro, deberá remitir a la Cámara de Diputados informes trimestrales detallando el estado que guarda los recursos a su cargo.
Artículo 21.- El organismo público encargado de administrar los fondos de pensiones no podrá, bajo ninguna circunstancia, cobrar comisiones por los servicios que presta.
Transitorios
Primero. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Segundo. Se derogan todas aquellas disposiciones que se opongan al presente decreto.
Tercero . El Congreso de la Unión y las legislaturas estatales deberán en ejercicio de sus atribuciones, armonizar las leyes en la materia a fin de cumplir con el presente ordenamiento.
Cuarto. Las instituciones de seguridad social federales, estatales y, en su caso, municipales que tengan algún programa de pensión por retiro o cesantía, deberán hacer las adecuaciones necesarias para armonizar sus reglamentos a la presente ley.
Quinto. El gobierno federal deberá, en un plazo de 180 días naturales, contados a partir de la publicación de la presente ley en el Diario Oficial de la Federación, crear el organismo público descentralizado controlador de los fondos de pensión por retiro y garantizada por vejez.
Sexto. Las cuentas individuales que actualmente estén vigentes deberán migrar al organismo público descentralizado de manera gradual y homologarse al esquema general planteado. La migración total de las cuentas deberá completarse en un periodo máximo de 5 años a partir de la fecha de apertura de operaciones del organismo público descentralizado controlador de las aportaciones.
submitted by ricardoe to mexico [link] [comments]


2018.03.19 18:35 master_x_2k Insinuación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Insinuación II_____________________

Correr había ayudado a despertarme, al igual que la ducha caliente y una taza de café que mi padre había dejado en la jarra. Aun así, la fatiga no ayudó a la sensación de desorientación que tuve sobre cuán normal parecía el día de camino a la escuela. Hace solo unas horas, había estado en una pelea de vida o muerte, incluso había conocido a Armsmaster. Ahora era un día como cualquier otro.
Me sentí un poco nerviosa cuando llegué a la sala de clases. Habiendo salteado básicamente dos clases el viernes anterior, sin poder entregar una tarea importante, pensé que la señora Knott probablemente ya lo sabía. No me sentí aliviada cuando la Sra. Knott me miró y esbozó una sonrisa tensa antes de volver su atención a su computadora. Eso solo significaba que la humillación se redoblaría si alguien interrumpía la clase al venir de la oficina. Una parte de mí quería perderse esta clase también, solo para evitar la humillación potencial y evitar llamar la atención.
Con todo, me sentí ansiosa mientras me dirigía a mi computadora, lo cual me apestaba porque la clase de Computación era una de las pocas partes de la jornada escolar que por lo general no temía. Por un lado, era la clase en la que me estaba yendo bien. Más al punto, ni Madison, Sophia ni Emma estaban en esta clase, aunque sí algunas de sus amigas. Esas chicas generalmente no sentían la necesidad de hostigarme sin el trío, y estaba aún más alejada de ellas porque era de las más avanzadas de la clase. Unas tres cuartas partes de las personas en la sala eran analfabetas en informática, pertenecían a familias que no tenían dinero para computadoras o familias que no tenían mucho interés en las ellas, por lo que practicaban escribiendo sin mirar el teclado y tenían lecciones sobre el uso de motores de búsqueda. Por el contrario, yo estaba en el grupo que estaba aprendiendo algo de programación básica y hojas de cálculo. No hizo mucho por mi reputación friki, pero soportarlo.
La señora Knott era una buena maestra, si no la más práctica; por lo general, ella se contentaba con darnos una asignación en clase a los estudiantes avanzados y luego enfocarse en la mayoría más revoltosa de la clase. Esto me iba muy bien, por lo general terminaba la tarea en media hora, dejándome una hora para usarla como me pareciera. Había estado recordando y repasando los eventos de la noche anterior durante mi carrera matutina, y lo primero que hice cuando la antigua computadora de escritorio terminó su agónico proceso de carga fue comenzar a buscar información.
El lugar de ir para las noticias y la discusión sobre las capas era Parahumanos en Línea. La portada tenía actualizaciones constantes sobre las recientes noticias internacionales sobre capas. A partir de ahí, podía ir a la wiki, donde había información sobre capas individuales, grupos y eventos, o a los tableros de mensajes, que se dividían en casi un centenar de sub foros, para ciudades y capas específicas. Abrí el wiki en una pestaña, luego encontré y abrí el foro de Brockton Bay en otro.
Tuve la sensación de que Tattletale o Grue eran los líderes del grupo con el que me había topado. Dirigiendo mi atención a Tattletale, busqué en la wiki. El resultado que obtuve fue decepcionantemente corto, comenzando con un encabezado que decía: “Este artículo es un esbozo. Sé un héroe y ayúdanos a expandirlo.” Hubo un anuncio de una frase sobre cómo ella era una supuesta villana activa en Brockton Bay, con una sola imagen borrosa. La única información nueva para mí fue que su traje era lavanda. Una búsqueda en los tableros de mensajes no arrojó absolutamente nada. Ni siquiera había una pista sobre cuál era su poder.
Levanté la vista hacia Grue. En realidad, había información sobre él, pero nada detallado o definitivo. En el wiki se afirmaba que había estado activo durante casi tres años, realizando delitos menores como robar tiendas pequeñas y hacer algún trabajo como matón para aquellos que querían tener un poco de músculo superpoderoso para un trabajo. Recientemente, había recurrido a la delincuencia a mayor escala, incluido el robo corporativo y robo a un casino, junto con su nuevo equipo. Su poder fue catalogado como generación de oscuridad en la barra lateral debajo de su imagen. La imagen parecía lo suficientemente nítida, pero el centro de atención, Grue, era solo una borrosa silueta negra en el centro.
Busqué a Perra después. No hay resultados. Hice otra búsqueda de su título más oficial, Hellhound, y obtuve una gran cantidad de información. Rachel Lindt nunca había hecho ningún intento real de ocultar su identidad. Aparentemente había estado indigente durante la mayor parte de su carrera criminal, viviendo en las calles y mudándose cuando la policía o una capa la perseguían. Los avistamientos y encuentros con la chica sin hogar terminaron hace aproximadamente un año. Supuse que era cuando unió fuerzas con Grue, Tattletale y Regent. La imagen en la barra lateral fue tomada de las imágenes de la cámara de vigilancia: una chica sin mascara, de cabello oscuro, a quien no habría llamado bonita. Tenía un rostro cuadrangular, de rasgos bruscos y cejas espesas. Ella estaba montando encima de uno de sus monstruosos “perros” como un jinete monta un caballo, por el carril central de una calle.
Según la entrada de la wiki, sus poderes se manifestaron cuando tenía catorce años, seguido casi inmediatamente por la demolición del hogar adoptivo en el que ella había estado viviendo, lesionando a su madre adoptiva y otros dos hijos adoptivos en el proceso. Esto fue seguido por una serie de escaramuzas y retiradas de dos años a lo largo de Maine cuando varios héroes y equipos trataron de aprehenderla, y ella los derrotó o evadió con éxito la captura. No tenía poderes que la hicieran más fuerte o más rápida que la mujer promedio, pero aparentemente era capaz de convertir perros ordinarios en las criaturas que había visto en la azotea. Monstruos del tamaño de un auto, puro músculos, huesos, colmillos y garras. Una caja roja cerca de la parte inferior de la página decía: “Rachel Lindt tiene una identidad pública, pero se sabe que es particularmente hostil, antisocial y violenta. Si la reconoce, no se acerque ni provoque. Salga del área y notifique a las autoridades su última ubicación conocida.” Al final de la página había una lista de enlaces relacionados con ella: dos sitios de fans y un artículo de noticias relacionado con sus primeras actividades. Una búsqueda en los tableros de mensajes arrojó demasiados resultados, dejándome incapaz de separar la basura, los argumentos, la especulación y el culto al villano para encontrar cualquier bocado genuino de información. Lo que podía entender es que ella era notoria. Suspiré y seguí adelante, tomando nota mental de hacer más investigación cuando tuviera tiempo.
El último miembro del grupo era Regent. Teniendo en cuenta lo que Armsmaster había dicho sobre que el chico era de bajo perfil, no esperaba encontrar mucho. Me sorprendió encontrar menos que eso. Nada. Mi búsqueda en la wiki solo arrojó una respuesta predeterminada, “No hay resultados que coincidan con esta consulta. 32 direcciones IP únicas han buscado en el Wiki de Parahumanos.net 'Regent' en 2011. ¿Te gustaría crear la página?” No aparecía nada en los foros. Incluso busqué la ortografía alternativa de su nombre, como Regence y Recant, en caso de que lo haya escuchado mal. Nada apareció.
Si mi estado de ánimo había sido algo amargado cuando llegué al salón, los caminos cerrados solo lo empeoraron. Dirigí mi atención a la tarea de la clase, creando una calculadora funcional en Visual Basic, pero era demasiado trivial para distraerme. El trabajo del jueves y el viernes ya nos había dado las herramientas para hacer el trabajo, por lo que era realmente solo trabajo para pasar el tiempo. No me molestaba aprender cosas, pero trabajar por trabaja era molesto. Hice lo mínimo posible, revisé si había errores, moví el archivo a la carpeta “trabajos terminados” y volví a navegar por la web. Al final, el trabajo apenas tomó quince minutos.
Busqué a Lung en la wiki, algo que ya había hecho con bastante frecuencia, como parte de mi investigación y preparación para ser un superhéroe. Quería asegurarme de saber quiénes eran los principales villanos locales y qué podían hacer. La búsqueda de 'Lung' se redirigió a una página general de su pandilla, la ABB, con bastante información detallada. La información sobre los poderes de Lung estaba bastante en línea con mi propia experiencia, aunque no se mencionaba la super audición, o él fuera a prueba de fuego. Consideré agregarlo, pero decidí no hacerlo. Era una inquietud para mi seguridad que mi aporte pueda ser rastreado a Winslow High, y luego a mí. Pensé que probablemente se eliminaría como especulación sin respaldo, de todos modos.
La sección debajo de la descripción de Lung y sus poderes cubrían a sus subordinados. Se estima que tenía cuarenta o cincuenta matones trabajando para él en Brockton Bay, en su mayoría procedentes de la juventud asiática. Era bastante poco convencional que una pandilla incluyera miembros varias nacionalidades como la ABB lo hacía, pero Lung había convertido en su misión el conquistar y absorber cada pandilla con miembros asiáticos y muchos sin ella. Una vez que tuvo la mano de obra que necesitaba, las pandillas no asiáticas fueron canibalizadas por recursos, sus miembros descartados. Aunque no había más pandillas importantes en el este de la ciudad para absorber, todavía estaba reclutando fervientemente. Su método, ahora, era reclutar a cualquier persona mayor de doce años y menor de sesenta. No importaba si eras miembro de una pandilla o no. Si eras asiático y vivías en Brockton Bay, Lung y su gente esperaban que te unieras o que pagaras tributo de una forma u otra. Hubo informes de noticias locales, artículos de periódicos, y pude recordar haber visto carteles en la oficina del consejero escolar que detallaban dónde las personas que fueron un blanco podían buscar ayuda.
Los tenientes de Lung figuraban como Oni Lee y Bakuda. Ya tenía un poco de conocimiento general sobre Oni Lee, pero estaba intrigada de ver que había actualizaciones recientes de su entrada en la wiki. Había detalles específicos sobre sus poderes: podía teletransportarse, pero cuando lo hacía, no desaparecía. Al teletransportarse, su ser original, a falta de un término mejor, se mantendría dónde estaba y permanecería activo de cinco a diez segundos antes de desintegrarse en una nube de ceniza de carbono. Esencialmente, él podía crear otra versión de sí mismo en cualquier lugar cercano, mientras que la versión anterior se quedaría el tiempo suficiente para distraerte o atacarte. Si eso no era lo suficientemente aterrador, había un informe de él granada en mano mientras se duplicaba repetidas veces, con sus duplicados efímeros actuando como terroristas suicidas. Para colmo, la página de la wiki de Oni Lee tenía una caja de advertencia roja similar a la que Bitch / Hellhound tenía sobre la suya, menos la parte de su identidad pública. Por lo que sabían de él, las autoridades habían considerado oportuno señalar que era sociópata. La advertencia cubría los mismos elementos esenciales: excesivamente violento, peligroso para acercarse, no debería ser provocado, y así sucesivamente. Eché un vistazo a su fotografía. Su disfraz consistía en un mono negro con una bandolera negra y un cinturón para sus cuchillos, pistolas y granadas. El único color en él era una máscara de demonio adornada de estilo japonés, carmesí con dos franjas verdes a cada lado. Excepto por la máscara, su disfraz emitía la clara impresión de un ninja, lo que aumentaba la idea de que era un tipo que podía deslizar un cuchillo entre tus costillas.
Bakuda era una entrada nueva, agregada a la wiki del ABB hace solo diez días. La imagen solo la mostraba desde los hombros hacia arriba, una chica con cabello negro lacio, grandes gafas opacas sobre sus ojos y una máscara de metal con un filtro de máscara de gas cubriendo la mitad inferior de su rostro. Una cuerda trenzada de alambres negros, amarillos y verdes se enrollaba sobre uno de sus hombros. No pude identificar su origen étnico con la máscara y las gafas, y su edad no era más fácil de descifrar.
La wiki tenía muchos de los mismos detalles que Armsmaster me había mencionado. Bakuda esencialmente había tenido un tomado de rehén una universidad y lo hizo con su habilidad sobrehumana para diseñar y fabricar bombas de alta tecnología. Había un enlace a un video titulado 'Amenaza de bomba en Cornell', pero no me pareció sensato abrirlo en la escuela, especialmente sin auriculares. Hice una nota mental para verificarlo cuando llegue a casa.
Lo siguiente que me llamó la atención fue el encabezado de la sección titulada 'Derrotas y Capturas'. Me desplacé hacia abajo para leerlo. Según la wiki, aparentemente Lung había sufrido varias derrotas menores a manos de varios equipos, desde el Gremio hasta los equipos locales de Nueva Oleada, los Custodios y el Protectorado, pero logró evadir la captura hasta la noche anterior. En una nota publicitaria, “Armsmaster logró emboscar y derrotar al líder de la ABB, debilitado por un reciente encuentro con una pandilla rival. Lung fue llevado al Cuartel del ERP para encerrarlo hasta el juicio del villano por teleconferencia. Teniendo en cuenta la amplia y bien documentada historia criminal de Lung, se espera que enfrente el encarcelamiento en la Pajarera si se lo encuentra culpable en el juicio.”
Respiré profundo y lo dejé salir lentamente. No estaba segura de qué pensar. Estaba en todo mi derecho de enojarme porque Armsmaster tomó el crédito por la pelea que podría haberme costado la vida. En cambio, sentía una emoción creciente. Sentí ganas de sacudir el hombro del hombre sentado a mi lado y señalar la pantalla, diciendo: "¡Yo lo hice posible! ¡Yo!"
Con un renovado entusiasmo, cambié las pestañas al foro y comencé a buscar lo que la gente decía al respecto. Una publicación de un fan o secuaz de Lung amenazó con violencia a Armsmaster. Hubo una solicitud de alguien pidiendo más información sobre la pelea. Una publicación me hizo detenerme, preguntaba si Bakuda podía o no usar una bomba a gran escala y la amenaza de posibles miles o cientos de miles de muertos, para rescatar a Lung.
Traté de olvidarlo. Si sucediera, sería responsabilidad de héroes mejores y más experimentados que yo.
Me llamó la atención que había una persona que no había buscado. Yo misma. Abrí la página de búsqueda avanzada para el foro de Parahumanos.net e hice una búsqueda de términos múltiples. Incluí insecto, araña, enjambre, insecto, plaga y un caos de otros términos que me habían llamado la atención cuando traté de intercambiar ideas sobre un buen nombre de héroe. Reduje el plazo de las publicaciones para buscar publicaciones realizadas en las últimas 12 horas y presioné Buscar.
Mis esfuerzos resultaron en dos publicaciones. Uno se refería a un villano llamado Pestilence[1], activo en el Reino Unido. Aparentemente, Pestilence era una de las personas que podía usar 'magia'. Es decir, lo era si crees que la magia es real, y no solo una interpretación engañosa o delirante de un conjunto dado de poderes.
La segunda publicación estaba en la sección 'Conexiones' del foro, donde las damiselas rescatadas dejaban su información de contacto para sus héroes gallardos, donde se organizaban convenciones y reuniones de fanáticos y donde las personas publicaban ofertas de trabajo para las capas y los obsesionados con las capas. La mayoría eran crípticos o imprecisos, refiriéndose a cosas que solo las personas en cuestión sabrían.
El mensaje estaba titulado, simplemente, "Bicho"
Le hice clic y esperé con impaciencia a que al sistema obsoleto y el módem escolar sobrecargado cargara la página. Lo que obtuve fue breve.
Asunto: bicho
Te debo una. Me gustaría pagar el favor. ¿Nos encontramos?
Envia un mensaje,
Tt.
La publicación era seguida por dos páginas de personas que comentando. Tres personas sugirieron que era algo importante, mientras que media docena de personas más los criticaron como sombreros de aluminio, término de Parahumanos.net para los teóricos de conspiraciones.
Sin embargo, era importante. No pude interpretarlo de otra manera; Tattletale había encontrado la manera de ponerse en contacto conmigo.
[1]Pestilencia

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.08.06 13:08 felipostero LA INCONGRUENCIA DEL DISCURSO LIBERAL Y FEMINISTA POSMODERNO. Es nuestro deber poner en evidencia los falsos argumentos de que se vale el feminismo liberal para hacernos comulgar con la rueda de molino de que los intereses de unas pocas son los de todas. X Por TITA BARAHONA

Desde los años 80, la clase dominante de los países del capitalismo avanzado han puesto mucho empeño en convencernos de que las clases sociales no existen y lo único que hay es una suma de individuos que se diferencian entre sí por su edad, sexo, etnia u orientación sexual.
Tal ha sido el empeño, que incluso en los espacios de la izquierda -o la pretendida izquierda- esta ideología liberal ha calado hasta los huesos, y no menos en los movimientos que en su origen se formaron para luchar contra la opresión de las mujeres, las minorías raciales, los homosexuales y transexuales. Este absoluto olvido de lo social, y de los mecanismos que posibilitan la reproducción de las relaciones capitalistas, es lo que genera ese discurso construido sobre falsos argumentos con apariencia de verdad (o sofismas), de que hace gala el feminismo liberal-posmoderno, de marcado carácter burgués, que tiene sus altavoces en los grandes medios de comunicación. Un buen ejemplo es el tratamiento que estos han dado a las recientes elecciones presidenciales norteamericanas y la subsiguiente victoria de Trump frente a Clinton (no por voto popular sino por número de delegados en el Colegio Electoral, que es el órgano que elige al presidente y vicepresidente)1.
El mensaje difundido es que llamar misógino/a o sexista a cualquiera que se oponga a dar su voto a un candidato mujer es un argumento de peso, por mucho que los motivos de la negativa nada tengan que ver con el sexo de la susodicha. Es decir, el programa político, la trayectoria o los intereses que los candidatos y candidatas representan son aspectos secundarios, porque lo importante es lo que llevan debajo de la ropa interior. En Estados Unidos, donde la clase liberal considera que ser mujer aspirante al poder te convierte automáticamente en feminista, la señora Clinton, como sabemos, no dudó en tachar de misógino a su contrincante en las primarias de su partido por el simple hecho de hacerle sombra a ella. Luego, una vez aupada con trampas a la candidatura oficial, vinieron los verdaderos ataques sexistas de Trump contra ella y otras mujeres, lamentables y despreciables donde los haya, como lo es el personaje en sí. Finalmente, las reacciones e interpretaciones que su inesperada derrota ha provocado entre la progresía global, encorsetadas en los mismos falsos razonamientos, han alcanzado cotas de sinrazón y ridículo insuperables. Es decepcionante que incluso veteranas figuras del feminismo español, como Lidia Falcón, hayan tomado parte en esta especie de “conjura de los necios”.
Titulaba hace poco doña Lidia desde su rincón del digital Público: “Prefieren un monstruo a una mujer”. Seguro que la monstruosidad de Trump no la achaca a que sea feo, blanco o a que tenga pene, sino a que es un para-fascista que hace alarde de xenofobia y sexismo. Sin embargo, la virtud de la Clinton o la justificación para votarla no la basa en ninguna consideración de tipo ideológico o político, sino en el mero hecho de que es mujer, así de simple y contradictorio. Para doña Lidia, y la cohorte de admiradoras/es de la señora Clinton, los norteamericanos han perdido la ocasión de haber elegido a la primera mujer presidente de la nación, por lo que son culpables de misoginia.
Además, según esta línea de opinión, la señora Clinton no es tan mala como la pintan los izquierdistas moscones: está a favor de los derechos reproductivos de las mujeres -aunque no se los garantice a todas- y luchó por implantar la seguridad social -aunque haya sido un suculento negocio para las aseguradoras y un fiasco para los asegurados-. Se olvida doña Lidia que, en la que considera la nación más avanzada (en gasto militar, no hay duda), ya ha habido mujeres en la cumbre del poder: Madeleine Albright fue la primera Secretaria de Estado con Bill Clinton (nombrada en 1997), y Condoleezza Rice, Consejera de Seguridad Nacional de George W. Bush (2000), aupada después a Secretaria de Estado (2004). Aquí es donde debería recordar doña Lidia que los monstruos pueden tener vagina ¿Hace falta desplegar las hojas de servicios de estas damas? A la Albright, ser mujer no le impidió reconocer, sin sonrojo, que el medio millón de niños iraquíes que habían muerto debido a sus sanciones “había merecido la pena”. Debería saber también una señora tan ilustrada como la Falcón, que penes y vaginas pueden tener una cosa en común, que es la que verdaderamente dicta la política: la clase a la que pertenecen sus portadores y los intereses que defienden. En el caso de Clinton y Trump, los mismos. Apoyar a cualquiera de los dos es apuntalar el sistema opresor y explotador en el que vivimos
Si de lo que se trataba era de aupar a una mujer a la presidencia de los EEUU, no se entiende que la progresía liberal y sus medios de difusión, si en realidad son independientes, no pusiesen atención a otras mujeres que también aspiraban a dicho puesto en las pasadas elecciones. Con programas mucho más sociales y feministas que el de la Clinton, ahí estaban Jill Stein, del Partido Verde, o Gloria La Riva, del Partido Socialismo y Liberación ¿O es que preferimos una monstrua como la Killary a una comunista? También se pregunta una si, en el caso de haber estado la contienda entre Bernie Sanders y Sara Palin, habrían preferido apoyar a la fundamentalista cristiano-sionista, por el hecho de ser mujer, que al socialdemócrata. O si, en España, en vez de Rajoy se hubiese presentado María Dolores de Cospedal, habrían hecho campaña por quien, con vagina y todo, quitó las prestaciones autonómicas que cobraban las viudas con pensiones de misera, nada más tomar el poder en Castilla-La Mancha ¿Cómo habrían justificado no votarla a ella? ¿Sacando del trastero los argumentos de la abuela? Las contradicciones del feminismo liberal-posmoderno, al que se adhieren los partidos ciudadanistas como Podemos, tienen un diámetro mayor que el cráter del Gorongoro, y no da para un artículo recorrerlas todas.
No puede ser - se queja doña Lidia - que sólo el 9 por ciento de los presidentes del mundo sean mujeres; pero puede serlo que la mayoría de las unas hagan la misma política que la mayoría de los otros; porque lo importante es que las mujeres estemos en todas partes, pero sobre todo en aquellas partes donde sólo unas pocas -y unos pocos- pueden llegar a estar. De ahí que la máxima preocupación de las/los portavoces de la progresía liberal-posmoderna sean los porcentajes de mujeres en los consejos de administración de las empresas, los parlamentos y el gobierno, y la implantación de “cuotas” para que la representación femenina sea paritaria. Recientemente se echaban las manos a la cabeza porque la Cospedal y compañía decían no estar a favor de las cuotas recurriendo al manido y falaz argumento liberal del mérito personal. Desde luego, son unas cínicas.
Ellas no han llegado a los puestos que ocupan por méritos propios, que son bien escasos, como los de sus colegas masculinos. Es más, se han aprovechado de la lucha feminista de otras mujeres para poder optar a los mismos puestos que sus padres o maridos, ya que, de otro modo, estarían aún de señoras de..., dando órdenes a las criadas y organizando el ropero de los pobres. Pero las cuotas, objetivamente, sólo benefician a estas mujeres de la burguesía y a las aspirantes de la clase media, no a la mayoría de la población femenina, compuesta de amas de casa, trabajadoras autónomas, asalariadas o desempleadas. Aquí, en este ancho y silenciado mundo del empleo eventual, las pensiones de miseria, el servicio doméstico, el paro, etc., las mujeres cumplimos con creces las cuotas. Pero a las y los feministas liberales esto trae al fresco. La que llaman “igualdad de género” se queda ahí, en la igualdad dentro de su clase; sin embargo, tratan de convencernos de que, si las dejamos pilotar la nave del capitalismo, nos irá mejor a todas. Por supuesto, pueden pilotar lo que quieran, pero eso no las convierte en nuestras hermanas.
Algunas opinadoras y opinadores no han negado que la Clinton merezca el sobrenombre de Killary; pero, con todo -suspiran-, hacía un “mal menor” tan apetecible al lado de ese monstruo de gelatina con cucurucho del KKK que le tocó -o le pusieron- de oponente... Qué pena, resumía otra comentarista, que su techo de cristal se haya transformado en techo de cemento. La culpa, según los preclaros analistas de nuestra izquierda liberal, la tiene el populismo de Trump, que ha sabido resucitar al racista y al misógino que anida en lo más bajo de la clase obrera blanca -esta vez sí parece que toca hablar de clase-. Aparte de que Trump también ha obtenido un alto porcentaje de votos entre los millonarios y quienes ganan 50.000 dólares al año o más (el voto republicano de siempre), una parte de los 7 millones de papeletas que los demócratas han perdido respecto a los comicios anteriores (la mayoría entre la clase trabajadora), se han ido a Trump, se han quedado en casa o han optado por terceros partidos.
Y ese cambio de voto entre la clase obrera que ayer votaba a Obama y hoy lo ha hecho por Trump no se debe tanto a un sentimiento de supremacismo blanco (que, por otro lado, es un rasgo estructural del Estado norteamericano), como a que, mientras la Clinton se dirigía a las mujeres, las minorías raciales o los LGTB's, Trump apeló directamente a la clase obrera norteamericana -blanca, porque sabía que el voto negro no lo obtendría-, y a los graves problemas que la aquejan, tanto a hombres como a mujeres. De hecho, del 25 por ciento de electoras que han votado, algo más de la mitad lo han hecho por Trump (el 45 por ciento entre las universitarias), lo que debería hacernos reflexionar si se trata sólo de misoginia y racismo -concediendo que algo de esto pueda haber en algunas- o de algo más que tiene que ver con la política y la situación socio-económica lamentable que vive el país, tras dos mandatos del atractivo y progresista Obama.
El techo de cemento de Killary consiste en que la mayoría de la clase trabajadora la detesta, no por ser mujer, sino porque es la representante del establishment del partido demócrata, compañero de cama de Wall Street y de las corporaciones petroleras, armamentísticas, farmacéuticas, inmobiliarias, aseguradoras..., al igual que sus colegas republicanos. Su marido acabó de derribar el mini-estado del bienestar, sacó adelante el tratado NAFTA, que hizo polvo a las clases trabajadoras de EE.UU y México, reforzó el encarcelamiento masivo de trabajadores pobres, sobre todo negros, que es de lo que está repleta la mayor prisión del mundo. Tras la crisis de 2008, la señora Clinton (como senadora y como Secretaria de Estado con Obama) ha seguido apoyando el desahucio de millones de familias, el endeudamiento de por vida de los estudiantes universitarios, la privatización de la escuela pública, la rebaja de los salarios, la impunidad de la brutalidad policial o el nulo apoyo a las víctimas de desastres provocados, como el envenenamiento del agua potable de Flint (Michigan) ¿Sorprende que en esta ciudad y la vecina Detroit, de mayoría negra, el voto demócrata se haya quedado en casa?
Es muy posible que Trump siga machacando a la clase trabajadora de su país -y probablemente con más saña a las mujeres y las minorías raciales-, como lo han hecho Clinton y Obama, ya que ambos representan y defienden los mismos intereses, los del capital. Este es el verdadero monstruo. Sin la perspectiva de clase, el feminismo no puede ser un instrumento de transformación social. Sólo el reconocimiento de que la estructura de clases permite la reproducción de la opresión y la explotación de la mayoría de las mujeres, nos capacita para acometer de una manera eficaz la tarea de acabar contra nuestra opresión específica, que el capitalismo tan bien sabe aprovechar. Por tanto, es nuestro deber poner en evidencia los falsos argumentos de que se vale el feminismo liberal para hacernos comulgar con la rueda de molino de que los intereses de unas pocas son los de todas.
1 De entrada, debemos tener en cuenta algo que sistemática e interesadamente se pasa por alto en los medios: sólo ha votado en torno al 57 por ciento del electorado, algo usual en EE.UU, donde la participación electoral es una de las más bajas de los países llamados democráticos.
http://canarias-semanal.org/not/20739/la-incongruencia-del-discurso-liberal-y-feminista-posmoderno/
submitted by felipostero to podemos [link] [comments]


2016.11.19 23:15 ShaunaDorothy Pan y Rosas recicla a Selma James - Contra las teorías feministas sobre el trabajo doméstico - Revisionistas de ayer y hoy

https://archive.is/lMvv9
Espartaco No. 46 Octubre de 2016
Mujer y Revolución
La agrupación feminista y supuestamente marxista Pan y Rosas —asociada a la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional (FT-CI) y con filiales en Argentina, México, España y otros países— ha estado desempolvando las viejas teorías antimarxistas de Selma James, una feminista “radical” estadounidense que alcanzó cierta popularidad en los años 70 promoviendo la noción falsa de que el trabajo doméstico es trabajo productivo central al capitalismo. Las teorías de Selma James procuran apuntalar un programa reaccionario. Dado que, según ella, las amas de casa desempeñan el papel central en la producción capitalista al producir al “trabajador mismo” y su fuerza de trabajo, no deberían buscar empleo fuera del hogar. Llevando sus fantasías al extremo, James sostenía (quizá aún sostenga) que los sindicatos deberían ser aplastados, que los izquierdistas eran los agentes conscientes del capitalismo, que el libro seminal de Lenin ¿Qué hacer? era una obra “fascista”, ¡y que todas las mujeres que conseguían empleo fuera del hogar eran esquirolas porque quitaban el trabajo a los hombres! (ver “Selma James vende machismo y anticomunismo”, Women and Revolution No. 7, otoño de 1974).
Aunque Pan y Rosas no hace suyos todos los esperpentos de James —de hecho, no dice una palabra sobre estas grotescas posiciones de su veterana hermana feminista—, sí retoma su tesis central. Hace ya algunos años, como parte de una entrevista a Selma James, Pan y Rosas saludó retrospectivamente el folleto de 1972 El poder de la mujer y la subversión de la comunidad, coescrito por James y la feminista italiana Mariarosa Dalla Costa, en el que éstas presentaron sus teorías sobre el “trabajo doméstico no remunerado” (ver Pan y Rosas No. 2, 22 de mayo de 2008). En Pan y Rosas. Pertenencia de género y antagonismo de clase en el capitalismo (Andrea D’Atri, Buenos Aires: Ediciones IPS, 2013), un libro que ha visto ya varias ediciones en al menos cinco países, la FT-CI retoma el núcleo de las tesis de Dalla Costa y James:
“El capitalismo, con el desarrollo de la tecnología, ha hecho posible la industrialización y, por tanto, la socialización de las tareas domésticas. Sin embargo, si esto no sucede es, precisamente, porque en el trabajo doméstico no remunerado descansa una parte de las ganancias del capitalista que, así, queda eximido de pagarle a los trabajadores y a las trabajadoras por las tareas que corresponden a su propia reproducción como fuerza de trabajo (alimentos, ropa, esparcimiento, etc.)”.
El trabajo doméstico no es fuente de la ganancia capitalista, la cual proviene de la plusvalía: el salario de un obrero corresponde a la parte de la jornada durante la cual éste produce el equivalente a lo que le cuesta mantenerse a sí mismo y a su familia. La otra parte de la jornada, el obrero trabaja sin remuneración, produciendo plusvalía que el capitalista se embolsa en forma de ganancias. Los genuinos comunistas estamos por poner fin a la esclavitud doméstica mediante la creación de instituciones colectivas gratuitas que se ocupen de todas esas tareas, incluyendo prominentemente la crianza misma de los niños. Esta perspectiva, que implica remplazar a la familia nuclear —la principal institución para la opresión de la mujer en el capitalismo—, sólo puede realizarse mediante la revolución socialista (ver también “El comunismo y la familia” en Espartaco No. 45, mayo de 2016).
El artículo que publicamos abajo, traducido de Women and Revolution No. 5 (primavera de 1974, antiguo órgano de la Comisión de la Mujer de la Spartacist League/U.S.), demuele desde los cimientos las teorías de Pan y Rosas, James y Dalla Costa, cuyo objetivo es hacer una mezcolanza antirrevolucionaria entre el feminismo burgués y el marxismo.
El folleto El poder de la mujer y la subversión de la comunidad de Mariarosa Dalla Costa (coeditado por Falling Wall Press y un grupo de individuos del Movimiento por la Liberación de la Mujer de Inglaterra e Italia, 2da. edición, febrero de 1973 [publicado en español por Siglo XXI en 1975]), con una extensa introducción de Selma James, ha provocado gran controversia en muchas organizaciones de mujeres, sobre todo en Europa e Inglaterra (ver, por ejemplo, los números más recientes de la revista Radical America, Vol. 7, Nos. 4 y 5, dedicados enteramente a las cuestiones ahí planteadas).
El poder de la mujer y la subversión de la comunidad es básicamente un intento de llevar más allá la simple redefinición tercermundista del concepto de clase, es decir, la afirmación de que los más oprimidos, los “parias de la tierra”, son las nuevas fuerzas revolucionarias. Abandonando esta línea, que hasta ahora había bastado a los feministas radicales, y citando el análisis de Marx del capitalismo, el folleto intenta probar que el papel de las mujeres en la producción capitalista es central y por lo tanto también debe serlo su papel en la revolución proletaria. Pero su intento fracasa miserablemente o, mejor dicho, sólo triunfa distorsionando totalmente el análisis de Marx de la producción capitalista.
En términos de contribuciones teóricas, el folleto no merece mayor atención por parte de los marxistas, pero, dado que muchas mujeres subjetivamente revolucionarias están buscando modos de integrar su feminismo al marxismo mediante el hallazgo de algún “eslabón perdido” programático, es importante refutar la pretensión fraudulenta de esta obra de ser un análisis marxista, pretensión que, de ser aceptada, sólo llevaría a las mujeres a otro callejón sin salida. ¡Lo cierto es que no existe ningún “eslabón perdido” entre el feminismo y el marxismo, dos perspectivas fundamental e implacablemente contrapuestas!
Además de este folleto, hay otras dos obras importantes donde se exponen las teorías de Dalla Costa y James. “Women, the Unions and Work, or What is Not to be Done” [Las mujeres, los sindicatos y el trabajo, o qué no hacer] de Selma James (publicado originalmente por Crest Press de Londres y luego por Canadian Women’s Educational Press de Toronto) es un ataque explícito contra la izquierda y en particular contra los sindicatos, a los que considera organizaciones estrechas y excluyentes a las que las mujeres deben oponerse. “Wages for Housework” [Salario para el trabajo doméstico] de Giuliana Pompei, con contribuciones de la discusión de una conferencia feminista celebrada en Padua en 1972 (editado por Cambridge Women’s Liberation, traducido por Joan Hall y reimpreso por Canadian Women’s Educational Press de Toronto), retoma el tema central de Dalla Costa de las amas de casa como obreras productivas y enfatiza la exigencia de “salario para el trabajo doméstico” (que la propia Dalla Costa no enfatiza).
Para los marxistas resulta frustrante lidiar con estas obras, por sus muchas contradicciones internas. Pese a ello, a continuación intentamos resumir algunos de los aspectos más importantes de la teoría. (Aunque James le atribuye a Dalla Costa el nuevo descubrimiento, ambas lo desarrollaron, y de hecho James aporta argumentos que no presenta Dalla Costa.)
Las teorías de Dalla Costa y James
  1. Las mujeres son productoras vitales para el capitalismo, aun cuando no trabajen fuera del hogar. “Lo que queremos decir precisamente es que el trabajo doméstico como trabajo es productivo en el sentido marxista, es decir, produce plusvalía”.
  2. Producen una mercancía “privativa del capitalismo: el ser humano, ‘el trabajador mismo’”. Este trabajador, al venderle su fuerza de trabajo al capitalista, le permite a éste usarla para producir un valor mayor al que paga por esa fuerza de trabajo, produciendo así plusvalía. Pero son las mujeres quienes realmente producen esa plusvalía, puesto que producen a los obreros y su fuerza de trabajo.
“La capacidad de trabajar reside sólo en el ser humano cuya vida se consume en el proceso de producción. Primero tiene que estar nueve meses en el útero, hay que alimentarlo, vestirlo y educarlo; después, cuando trabaja, hay que hacerle la cama, limpiarle el suelo, preparar su mochila, no satisfacer pero sí calmar su sexualidad, tenerle la comida preparada cuando llega a casa, aun cuando sean las ocho de la mañana, de regreso del turno de noche. Así es como la fuerza de trabajo se produce y reproduce cuando se consume diariamente en la fábrica o la oficina.
“Describir su producción y reproducción básicas es describir el trabajo de las mujeres”.
Así, al “trabajador mismo” se le identifica con la “fuerza de trabajo” como la mercancía producida.
  1. El descubrimiento de que la familia es uno de los centros de la producción capitalista se había mantenido oculto porque los marxistas tradicionalmente se han enfocado en la clase obrera (que James y Dalla Costa equiparan constantemente con los hombres), pero esta función vital también se mantiene oculta porque a las mujeres no se les paga un salario por su trabajo. “Dentro del hogar hemos descubierto nuestro trabajo invisible...el fundamento invisible —invisible porque no se paga— sobre el que descansa toda la pirámide de la acumulación capitalista” (Pompei, “Wages for Housework”). Eso lleva a la exigencia de “salario para el trabajo doméstico” como un modo de poner al descubierto la función de las mujeres.
  2. Esta división del proletariado entre asalariados (hombres) y no asalariados (mujeres), creada por la transición del feudalismo al capitalismo, fue el quiebre fundamental entre hombres y mujeres y la alienación de los hijos de ambos. Esta distinción entre asalariados y no asalariados debe eliminarse.
  3. “El capital estableció la familia como familia nuclear y subordinó, dentro de ella, la mujer al hombre... [E]l capital ha creado el papel femenino y ha hecho del hombre de la familia el instrumento de esta reducción”. La creación del trabajo asalariado completó la subordinación de la mujer, quien, por no recibir un salario, parece estar excluida de la producción social.
  4. Las mujeres ya no deben seguir aceptando esta función. Según James: “Si la producción de uno es vital para el capitalismo, negarse a producir, negarse a trabajar, es una palanca fundamental de poder social”.
  5. Las mujeres deben oponerse a la afiliación en sindicatos, pues “al igual que la familia, éstos protegen a la clase a expensas de las mujeres”. Al excluir a los no asalariados, los sindicatos dividen a la clase y hacen imposible la lucha común. Además, el capitalismo usa a los sindicatos específicamente para contener la combatividad obrera.
  6. También las organizaciones de izquierda deben ser rechazadas, por estar “dominadas por el hombre”. Además, la izquierda cree que la solución para las mujeres está simplemente en adquirir “conciencia sindical” o en adoptar las “formas de lucha que han utilizado tradicionalmente los hombres”, es decir, las formas del movimiento obrero organizado.
  7. James y Dalla Costa ofrecen “a las amas de casa una vida social que no es la de otro empleo. Les ofrecemos la lucha misma”. Así que las mujeres deben negarse a trabajar fuera del hogar y dentro de él, y en vez de ello participar en “la lucha misma”. “Los que propugnan que la liberación de la mujer de clase obrera depende de que obtenga un trabajo fuera de la casa forman parte del problema, no de la solución”. ¿Y cómo sobrevivirán las mujeres? El crecimiento del movimiento femenino les dará sustento.
Por qué las amas de casa no son trabajadoras productivas
Dos conceptos clave conforman la base de la teoría de Dalla Costa y James de las mujeres como trabajadoras productivas: su producción de trabajadores-fuerza de trabajo (es decir, la crianza de hijos y el cuidado del esposo-obrero) y su papel en el “consumo” (las compras, la cocina, etc.) “como parte de la producción”. El argumento de que estos dos aspectos hacen que el trabajo doméstico produzca plusvalía ignora dos distinciones cruciales que hizo Marx. Éstas son: 1) la diferencia entre el consumo industrial y el consumo privado (es decir, el consumo familiar) y 2) la diferencia entre el trabajo productivo bajo el capitalismo, es decir, el trabajo asalariado que le permite al capitalista obtener plusvalía, y el trabajo simple, que produce sólo valores de uso.
Después de afirmar que “los llamados marxistas habían dicho que la familia capitalista no producía para el capitalismo, no era parte de la producción social”, James admite que “el mismo Marx no parece haber dicho en ninguna parte que lo fuera”. James es una revisionista clásica, es decir, quiere usar la inmensa autoridad de Marx, pero para ello tiene que torcer sus palabras para hacerlas encajar con sus propias teorías. De este modo justifica la peculiar omisión de Marx de no haberse declarado explícitamente en apoyo a su teoría:
“Baste decir que, en primer lugar, Marx es el único que ve el consumo como una fase de la producción: ‘es producción y reproducción de ese medio de producción, tan indispensable para el capitalista: el trabajador mismo’ (El capital, vol. I, p. 481.) Segundo, sólo él nos ha dado las herramientas para hacer nuestro propio análisis. Y finalmente, nunca fue culpable de los disparates que Engels, a pesar de sus numerosas aportaciones, nos ha echado encima...”.
Consumo privado vs. consumo industrial
Hay dos clases de consumo en el capitalismo, el industrial y el privado. Marx escribe:
“El consumo del obrero es de dos clases. En la producción misma, su trabajo consume medios de producción... Y, por otra parte, el obrero invierte en medios de vida el dinero que le paga el comprador de la fuerza de trabajo: es su consumo individual. Consumo productivo y consumo individual del obrero son, por tanto, totalmente distintos entre sí. En el primero el obrero actúa como fuerza motriz del capital y pertenece al capitalista; en el segundo, se pertenece a sí mismo y ejerce sus funciones de vida, al margen del proceso de producción”.
—El capital, Tomo 1, capítulo XXI (énfasis añadido)
Desde luego, los capitalistas toman en cuenta este consumo privado, pues es necesario para mantener y reproducir la fuerza de trabajo, sin la cual el capitalismo no puede existir, y como tal se le considera “un aspecto necesario del proceso de producción”. Pero, señala Marx, “el capitalista puede confiar tranquilamente el cumplimiento de esta condición al instinto de conservación y perpetuación de los propios trabajadores”. El hecho de que comer, vivir y reproducirse sea necesario no hace que la familia sea un “centro de la producción social”. Estas actividades tienen lugar independientemente de la forma de la producción social. El consumo individual en el hogar no es producción capitalista, pues la familia no le pertenece al capitalista. El obrero se pertenece a sí mismo y vende su fuerza de trabajo al capitalista. Éste no tiene que preocuparse de cómo el obrero se reproduce y vive (salvo para asegurarse de que se siga viendo forzado a vender su fuerza de trabajo). Así, si bien en el sentido más amplio, el consumo individual privado es un “aspecto” de la producción, es decir, se le toma en cuenta, sobre todo en el cálculo de los salarios, no es, en ningún sentido, producción capitalista. Es por eso que Marx dice que el consumo privado individual tiene lugar al margen del proceso de producción.
Trabajo productivo
Dalla Costa y James abusan violentamente del concepto marxista de “trabajo productivo”. No es claro para quién se realiza este “trabajo productivo” en el hogar, dado que el capitalista no es dueño de la familia nuclear. Claramente Dalla Costa no quiere hacernos creer que el ama de casa sea una esclavista (pues produce “seres humanos” que son mercancías), ni una minicapitalista (dado que posee sus “medios de producción”, que son sus órganos reproductivos). Dalla Costa dice que las mujeres “producen” gente. En el sentido biológico, eso es cierto. Pero esa “producción” no es “trabajo productivo” en el sentido marxista, como ella afirma.
James dice que la mercancía que ellas producen son los “seres humanos”. En otra parte, se refiere a esta mercancía como la “fuerza de trabajo”. Pero debe hacerse la distinción. Bajo el capitalismo, los seres humanos no son mercancías (como lo son en las sociedades esclavistas). Bajo el capitalismo los obreros son “libres” de vender su fuerza de trabajo. Es precisamente la venta de esa fuerza de trabajo como mercancía y su alienación con respecto a los obreros lo que caracteriza la producción capitalista:
“...la fuerza de trabajo sólo puede aparecer en el mercado como mercancía siempre y cuando sea ofrecida en venta o vendida como una mercancía por su propio poseedor, la persona cuya fuerza de trabajo es. Y, para que su poseedor la venda como mercancía, necesita poder disponer de ella, es decir, ser propietario libre de su capacidad de trabajo, de su persona”.
—Marx, op. cit. Tomo 1, capítulo IV, subtítulo 3
Pero tampoco el otro trabajo que las mujeres realizan en el hogar —el cuidado, alimentación y mantenimiento general de los obreros (maridos)— es trabajo productivo en el sentido marxista. La pregunta clave que hay que hacerse respecto a este trabajo es: ¿produce valor? y, si es así, ¿cómo se determina el valor de esta “fuerza de trabajo”? Porque si el trabajo de las amas de casa produjera valor, éste debería encarnarse en la mercancía —la fuerza de trabajo, según Dalla Costa— que este trabajo mantiene.
La producción de fuerza de trabajo es producción simple de mercancía. La fuerza de trabajo se produce y se vende a cambio de valores de uso con los cuales se satisfacen las necesidades humanas inmediatas. Ira Gerstein, en su artículo “Domestic Work and Capitalism” (Trabajo doméstico y capitalismo, publicado en Radical America Vol. 7, Nos. 4 y 5), contrasta esta producción simple de mercancías con la producción capitalista:
“La producción es limitada, porque la cantidad producida no puede rebasar la capacidad, el deseo y la necesidad de consumo del ser humano, que son finitos. En cambio, el fin del capitalista es aumentar continuamente la plusvalía. Esto no tiene nada que ver con su consumo personal... La fuerza de trabajo no se aumenta sin límite como un modo independiente de apilar riqueza”.
Marx analiza de este modo el valor de la fuerza de trabajo:
“El valor de la fuerza de trabajo, como el de cualquier otra mercancía, se determina por el tiempo de trabajo necesario para producir y también, naturalmente, para reproducir este artículo específico. En cuanto valor, la fuerza de trabajo representa solamente una determinada cantidad del trabajo social medio materializado en ella...
“La cantidad de medios de vida necesarios para producir la fuerza de trabajo incluye, por tanto, los que hacen falta para sostener a los sustitutos, es decir, a los hijos de los trabajadores, asegurando la perpetuación en el mercado de esta raza de poseedores de una mercancía excepcional...
“El valor de la fuerza de trabajo se traduce en el de una determinada cantidad de medios de vida”.
—Ibíd.
La fuerza de trabajo se crea mediante el consumo de bienes materiales (alimento, ropa) y de servicios (atención médica, educación). La suma del valor de estos medios de sustento es el valor de la fuerza de trabajo. El trabajo doméstico que realizan las amas de casa al procesar estas mercancías claramente no se toma en cuenta cuando se calcula el total. El trabajo doméstico no le añade valor a la mercancía fuerza de trabajo. Esto no significa que las mujeres no trabajen dentro del hogar, pero esta esclavitud doméstica no es producción capitalista y por lo tanto no se considera al analizar las relaciones productivas capitalistas.
La producción de fuerza de trabajo
Según Gerstein, “la fuerza de trabajo es la única mercancía de la sociedad capitalista cuya producción general no se realiza de manera capitalista”. Sin embargo, hay otras mercancías que no se producen “de manera capitalista” en el capitalismo; por ejemplo, las materias primas naturales, como los peces que se pescan en el mar. Estos existen y se reproducen a sí mismos, aunque no de manera capitalista. Y la producción de seres humanos, que poseen en sí mismos la capacidad de trabajo, debe verse del mismo modo que la de esos otros productos naturales, puesto que la propagación de la especie humana es un acto natural. La autoproducción de las cosas y los servicios que el obrero y su familia consumen tiene lugar fuera del conjunto de la economía política capitalista. Es, además, una actividad universal de los seres vivos (el “instinto de conservación” que Marx señala). James, al insistir obstinadamente en que “en el capitalismo no hay nada que no sea capitalista”, oscurece la distinción fundamental entre la producción de fuerza de trabajo y la producción capitalista.
Cuando decimos que la propagación es un “acto natural”, debe quedar claro, sin embargo, que la forma de familia en que esta propagación se organiza no está determinada simplemente por la biología, sino por la sociedad.
Orígenes de la familia
¿Cómo fue que las mujeres se vieron esclavizadas en el hogar? No fue el capitalismo quien creó esta esclavitud doméstica, cuyos orígenes, mucho más antiguos, surgieron del desarrollo de la propiedad privada y del excedente social que los hombres acumularon de su trabajo. Según Engels en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado, en la Edad de Piedra la tierra pertenecía en común a todos los miembros de la tribu. Si bien había una división del trabajo entre los sexos, también había igualdad, pues todos participaban en el trabajo productivo y contribuían a la economía. Cuando con el tiempo aumentó la capacidad productiva de los seres humanos, se hizo redituable el utilizar esclavos —la primera forma de propiedad privada—. El ganado, la tierra y otras formas de propiedad también se privatizaron por primera vez, provocando una revolución al interior de la familia. Los hombres siempre habían sido responsables de procurar las necesidades de la vida, pero ahora, a pesar de que la división del trabajo al interior de la familia se mantuvo esencialmente inalterada, el trabajo doméstico que realizaban las mujeres dejó de contar en comparación con el poder económico de los hombres. Engels concluyó que las mujeres podrían conquistar la igualdad con los hombres sólo cuando volvieran a participar en igual medida que ellos en la producción económica general.
James dice que Marx “nunca fue culpable” de estos “disparates” de Engels. Pero, si esto es cierto, es sólo porque Marx murió (en 1883) un año antes de que Engels completara esta obra que ambos habían concebido como un libro conjunto. De hecho, en el prefacio a la primera edición, Engels afirma: “Los capítulos siguientes vienen a ser, en cierto sentido, la ejecución de un testamento. Carlos Marx se disponía a exponer personalmente los resultados de las investigaciones de Morgan...tengo a la vista, junto con extractos detallados que hizo de la obra de Morgan, glosas críticas que reproduzco aquí, siempre que cabe”.
Dalla Costa y James sostienen opiniones divergentes en cuanto a la cuestión de los orígenes de la opresión de la mujer, y ambas se equivocan. James afirma que el sexismo primordial es la raíz de la opresión de la mujer. Dalla Costa, por su parte, afirma que es resultado de las relaciones económicas capitalistas, tesis que la lleva a afirmar que la posición de la mujer en la sociedad feudal era en cierto modo más progresista:
“En la medida en que los hombres han sido las cabezas despóticas de la familia patriarcal...la experiencia de las mujeres, los niños y los hombres fue una experiencia contradictoria... Pero, en la sociedad precapitalista, el trabajo de cada uno de los miembros de la comunidad de siervos se consideraba dirigido a un objetivo: o bien la prosperidad del señor feudal o nuestra supervivencia... El paso de la esclavitud a la fuerza de trabajo libre separó al hombre proletario de la mujer proletaria...”.
La insistencia de Dalla Costa y James en la importancia del trabajo productivo de las amas de casa como central en su potencial revolucionario contradice las afirmaciones de que: 1) con la transición desde el feudalismo, la mujer fue excluida del trabajo productivo por la fuerza, y 2) el feudalismo era menos opresivo para las mujeres que el capitalismo, puesto que en aquél las mujeres eran reconocidas como trabajadoras productivas.
El capitalismo en realidad sentó las bases para la liberación de la mujer, porque: 1) una vez más, abrió el camino a la participación de las mujeres en la producción social, creando oportunidades para el desarrollo de su conciencia social y para la lucha organizada contra la opresión fuera de la estructura unifamiliar aislada; y 2) el ascenso del concepto burgués del individuo libre —contrapuesto a las nociones medievales del linaje, el privilegio aristocrático y la dominación religiosa, que codificaban la creencia de que la mujer era inferior— sentó las bases intelectuales para el reconocimiento de las mujeres como humanos plenos con derechos iguales a los del hombre, un concepto totalmente ajeno a la mentalidad medieval (y aparentemente irrelevante para Dalla Costa).
El capitalismo creó las bases de la emancipación de la mujer mediante el desarrollo de las fuerzas productivas, pero ya hace mucho que ha sobrevivido a su papel histórico progresista y ahora constituye una barrera tanto al mayor desarrollo de las fuerzas productivas como a la emancipación de la mujer. Las mujeres no podrán ser libres mientras no se elimine la escasez, no se abolan las clases y no se remplace la familia. En otras palabras, no podrán ser libres mientras no se establezca la sociedad socialista.
La familia bajo el capitalismo
La perpetuación de la unidad familiar monógama en las sociedades capitalistas avanzadas no se debe a un diabólico complot de los capitalistas para extraer cada vez más ganancias de la clase obrera. Incluso en su forma actual, la familia le cuesta a los capitalistas, en pesos y centavos, más que si sus funciones fueran socializadas. El valor que la familia tiene para la burguesía no radica en la eficiencia con que produce fuerza de trabajo, sino en su utilidad como reserva de pequeña propiedad privada y pequeña producción, que hacen de ella un freno ideológico a la conciencia social. Es por eso —así como para liberar a las mujeres de la esclavitud del trabajo doméstico repetitivo, vacuo y enervante— que una de las tareas de la revolución socialista será remplazar a la familia.
La función económica originaria de la familia monógama fue la transmisión de la propiedad privada por medio de la herencia. Esta función sólo es económicamente útil para las clases propietarias, no para el proletariado, que posee pocas cosas de valor que heredar. Así, está en el interés material de la clase obrera el cumplir con el papel históricamente progresista de socializar las funciones de la familia después de la revolución.
Pero, además de ello, la ideología reaccionaria de la familia nuclear también hace posible organizar a las amas de casa de la clase obrera para fines reaccionarios, puesto que su conciencia tiende a centrarse en la defensa y extensión de cualquier pequeña propiedad que su familia pueda poseer. Así, en Chile, en 1971, la oposición de los demócratas cristianos y del Partido Nacional pudo organizar con éxito grandes manifestaciones de amas de casa (como amas de casa) contra el régimen de Allende. No hay nada en la estructura de la familia que pueda llevarnos a suponer respecto de las amas de casa, como hacen James y Dalla Costa, que “cuando llega la hora de manifestarse, nada las detiene y hacen lo que saben que hay que hacer”, ni tampoco que consideren que lo “que hay que hacer” es contribuir a derrocar al capitalismo, y no a mantenerlo.
La respuesta de Dalla Costa y James a la opresión de las mujeres es que las mujeres deben retirarse completamente de la sociedad capitalista, llevándola así a colapsar. Si trabajan en una fábrica, deben renunciar, pues reclutar mujeres a la fuerza de trabajo es un complot capitalista para impedir la revolución. “El gobierno, actuando en el interés de la clase capitalista...ha creado el desempleo” para que “...nos conformemos con las migajas que el amo deja caer de su mesa”. Esta teoría de la historia como una conspiración diabólica supone que los capitalistas son totalmente libres de hacer lo que les plazca independientemente de las leyes del movimiento de la economía capitalista. Lo cierto, sin embargo, es que en las condiciones de la sociedad imperialista decadente a los capitalistas les es imposible ofrecer pleno empleo, ¡quiéranlo o no!
Y los obreros, lejos de ser simples crédulos, ¡se ven bajo la obligación económica de trabajar! Pero James y Dalla Costa pasan esto por alto. Su concepción de por qué la gente hace las cosas se basa no en el mundo material sino en una concepción idealista de la realidad.
Los sindicatos y la izquierda
Dalla Costa y James también argumentan que, dado que al trabajar se sufre explotación y por lo tanto debe evitarse, las organizaciones que se centran en el lugar de trabajo, es decir, los sindicatos, también son malos. Los sindicatos “dividen” porque toman en cuenta sólo a los asalariados e ignoran al resto del “proletariado” (es decir, a los ancianos, los enfermos, los bebés y las amas de casa). Esto no es más que la vieja práctica de la Nueva Izquierda de identificar al más oprimido con el más revolucionario.
Sin embargo, no fueron los sindicatos quienes crearon las hostilidades entre los distintos sectores sociales —sexuales, raciales, entre empleados y desempleados— que debilitan a la clase obrera. Estas hostilidades son parte integral de la sociedad de clases, son manifestaciones de la ideología burguesa que los sindicatos no crean pero que sí reflejan (en la medida en que siguen sometidos a direcciones conservadoras). Los sindicatos son básicamente organizaciones defensivas de la clase obrera destinados a proteger cualquier conquista económica que hayan podido arrebatar a la clase capitalista. Por lo tanto, los marxistas deben defender a los sindicatos y tratar de extenderle su protección a todos los obreros. Existe una brecha crucial, que James ignora, entre los apetitos de la burocracia sindical actual, que sirve como agente del capital al interior de la clase obrera para mantenerse en el poder, y las bases sindicales, que no tienen trabajos fáciles ni ostentosos planes de pensiones que los protejan, ni la oportunidad de participar en la colaboración de clases con los capitalistas.
Los marxistas nunca hemos dicho que la organización sindical o la “conciencia sindical” sea suficiente por sí misma para hacer una revolución. Si así fuera no haría falta un partido revolucionario de vanguardia. James da una idea falsa a su audiencia cuando escribe:
“Se nos dice que debemos llevar a la mujer lo que llaman ‘conciencia sindical’. Esta frase es de Lenin y procede de un folleto titulado ¿Qué hacer?”.
Esto claramente implica que para Lenin la “conciencia sindical” era “la respuesta”. ¡Pero todo el punto del ¿Qué hacer? es precisamente la necesidad de trascender la mera conciencia sindical! Lenin escribe:
“El movimiento obrero espontáneo sólo puede crear por sí mismo el tradeunionismo (y lo crea de manera inevitable), y la política tradeunionista de la clase obrera no es otra cosa que la política burguesa de la clase obrera”.
—V.I. Lenin, ¿Qué hacer?
Es verdad que algunas organizaciones de izquierda, e incluso supuestos trotskistas, van a la cola de manera oportunista y acrítica de todo burócrata “de izquierda” y se adaptan a los aspectos más atrasados de la conciencia obrera, pero esto es una traición al marxismo, que la Spartacist League ha denunciado consistentemente. La acusación generalizadora de Dalla Costa de que “la izquierda” está “dominada por hombres” es particularmente insultante para las revolucionarias mujeres, pues supone que los hombres dominarán automáticamente cualquier organización, y que, sin importar su nivel de conciencia, las mujeres nunca podrán hablar por sí mismas. Esta acusación también es insultante para los revolucionarios hombres, pues se basa en la incapacidad de trascender una visión machista del mundo y de hacer causa común con las mujeres. Todo se reduce, una vez más, a la sentencia de la Nueva Izquierda de que “sólo los oprimidos pueden entender realmente su propia opresión”.
Conclusiones
Hay mucha confusión en las organizaciones de mujeres respecto a qué conclusiones sacar de las obras de Dalla Costa y James. Esto se debe a que su retórica de “lucha de clases” oscurece en parte el odio real que le tienen a esa lucha y la hostilidad que sienten por el proletariado. En realidad, Dalla Costa y James no tienen programa alguno para la liberación de la mujer. Su “programa” no es más que el rechazo: las mujeres deben rechazar el trabajo, deben rechazar a la izquierda, deben rechazar el hogar, deben rechazar a sus maridos, etc. ¿Y cuál es el sustituto que proponen? Sólo la deliberadamente vaga “lucha misma”. ¿Luchar por qué? Pompei responde: “Lo que queremos no es ser más productivas, no es ir a que nos exploten mejor en otro lado, sino trabajar menos y tener más oportunidades de experiencias sociales y políticas”. Ciertamente es un deseo legítimo, y uno que comparten todos los oprimidos y explotados. Pero soñar que esto se puede conseguir sin aplastar la sociedad de clases capitalista es puro utopismo. Sin entender cómo opera el capitalismo y cómo puede ser derrocado, todas las demandas programáticas concretas se vuelven meras reformas cosméticas, cuyo efecto es reforzar al sistema, en vez de derrocarlo.
En el corazón de las tesis de Dalla Costa y James yace la creencia de que las mujeres pueden retirarse de la sociedad capitalista y encontrar un camino propio y exclusivo a la salvación fuera de las relaciones capitalistas. ¿Y por qué hacer encajar a las amas de casa en el sistema económico capitalista si su fuerza yace al margen de éste? Ésa es la más flagrante de todas sus contradicciones.
La razón por la que Dalla Costa y James intentan hacer encajar a las amas de casa en el molde de los “trabajadores productivos” de Marx es simplemente que no pueden enfrentar de ningún otro modo el desafío que el marxismo representa para su visión feminista del mundo. Esta delgada capa de “marxismo” no es más que una cubierta para la vieja ideología de la Nueva Izquierda de que todo el que trabaja ya se vendió, ignorando totalmente la férrea necesidad, que enfrenta la mayor parte del mundo, de trabajar o morirse de hambre. Es un reflejo de la visión del mundo de los pocos privilegiados, los “radicales” pequeñoburgueses que han glorificado el primitivismo al grado de saludar a los hambrientos y enfermos campesinos de subsistencia del “Tercer Mundo” como la nueva fuerza revolucionaria. Y mientras estos radicales de sofá refinan sus teorías en la comodidad del aire acondicionado, los campesinos a los que idealizan son masacrados debido al primitivismo de sus recursos. Aunque está bien que James trate de “superar esta culpa de vivir en un departamento alfombrado”, no es un problema que tenga la mayoría de las mujeres (ni de los hombres), que tienen que luchar para comer, para ganarse la vida de algún modo, y para hallar la manera de superar la muy real opresión material que sufren, una opresión creada por una sociedad de la que no pueden escapar. James les dice a estas mujeres que dejen de trabajar, que rechacen los salarios de sus esposos y que vivan de...¿de qué? ¿Del aire? ¿O las va a invitar a todas a dormir en su departamento alfombrado? ¿A eso se refiere cuando dice que “el movimiento les dará sustento”? Para lo único que sirven las teorías de Dalla Costa y James es para jugar a la revolución sin ninguna intención real de buscar activamente aplastar al capitalismo. Como dijo Marx, “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”. De lo que se trata no es de darle la espalda al capitalismo ni de crear en su interior una alternativa para los bohemios pequeñoburgueses, sino de aplastarlo para siempre y comenzar la construcción de una sociedad socialista.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/46/james.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.03 14:00 ShaunaDorothy ¡Abajo la OTAN! ¡Por unos estados unidos socialistas de Europa! (27 de marzo de 2009)

https://archive.is/HNJlk
Espartaco No. 31 Primavera de 2009
Declaración de la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista)
¡Abajo la OTAN!
¡Por unos estados unidos socialistas de Europa!
Esta introducción ha sido traducida de Workers Vanguard No. 934, 10 de abril de 2009.
La siguiente declaración fue emitida el 27 de marzo por el Comité Ejecutivo Internacional de la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista). La declaración fue distribuida por nuestros camaradas de la Ligue trotskyste de France y el Spartakist-Arbeiterpartei Deutschlands [Partido Obrero Espartaquista de Alemania], secciones de la LCI, en protestas contra la OTAN en Estrasburgo, Francia. Fue también distribuida por la Spartacist League/Britain en la protesta contra el G-20 en Londres los días 1º y 2 de abril. Para proteger a los sanguinarios gobernantes imperialistas de la OTAN contra la justificada indignación, el centro de la ciudad de Estrasburgo fue puesto en estado de sitio armado desde días antes de la cumbre, mientras que en los suburbios, miles de manifestantes anti-OTAN provenientes de toda Europa fueron recibidos con un brutal terror policiaco. El 4 de abril unas 50 personas fueron heridas por los infames policías antimotines CRS de Francia. Los policías franceses siguieron la pauta de los policías londinenses, quie- nes habían reprimido brutalmente a las manifestaciones anteriores contra el G-20. El desenfrenado ataque policiaco en Londres condujo a la muerte de Ian Tomlinson, un hombre de 47 años de edad. Tres testigos dijeron al Guardian de Londres (7 de abril) que Tomlinson fue golpeado con una macana y lanzado al piso por un policía; su cabeza golpeó el pavimento. Más de 300 personas fueron arrestadas durante las protestas contra la OTAN. Al menos seis manifestantes ya han sido sentenciados a entre tres y seis meses de prisión por tribunales de Estrasburgo. Esta represión estatal tiene como blanco a todo el movimiento obrero. ¡Libertad a todos los manifestantes! ¡Abajo todos los cargos! ¡Por protestas obreras contra la represión estatal!
En su reunión de abril en Estrasburgo, Francia, el nuevo presidente estadounidense Barack Obama y los dirigentes de Francia, Alemania y otros países miembros de la OTAN celebrarán el 60 aniversario de esta alianza imperialista. La reunión tomará lugar en el contexto de las brutales, y aún en curso, ocupaciones neocoloniales de Irak y Afganistán, la reciente masacre de palestinos en Gaza y la creciente crisis económica mundial que amenaza el sustento de cientos de millones de personas. Casi 18 años después de la caída de la Unión Soviética, y a pesar de los incesantes mantras burgueses acerca de la superioridad del capitalismo, este sistema profundamente irracional está demostrando por sí mismo una vez más que Karl Marx tenía razón.
La única forma de escapar del callejón sin salida al que el capitalismo ha conducido a la humanidad es la revolución proletaria internacional que le arrebate las fuerzas productivas a una minoría explotadora y organice la sociedad sobre bases racionales. Se requiere del dominio obrero internacional para limpiar el desastre dejado por el imperialismo capitalista en decadencia y para sentar las bases de una sociedad comunista sin clases, en donde la escasez económica, la explotación, la opresión y la guerra sean reliquias de un pasado sumido en las tinieblas. El punto de partida es el entendimiento marxista de que la clase obrera no puede utilizar al estado capitalista para sus propios intereses; en cambio, ese estado debe ser destruido y remplazado por un estado obrero, la dictadura del proletariado.
Se espera que decenas de miles se manifiesten contra la cumbre de aniversario de la OTAN, y el estado burgués está preparándose para responder con la bota militar de la represión policiaca. Pero el objetivo de los organizadores de la protesta —que rechazan los objetivos del comunismo y la estrategia proletaria, revolucionaria e internacionalista necesaria para alcanzarlos— es presionar a los imperialistas para que efectúen pequeños “cambios” y puedan venderles mejor su sistema de explotación a los obreros y los oprimidos. Los socialdemócratas, los liberales “globalifóbicos” y los pacifistas burgueses empujan vetustos discursos sobre las “políticas de paz” y la “cooperación internacional” para engañar a las masas y favorecer los intereses de sus propias burguesías. Los anarquistas que están movilizándose para las manifestaciones —por ejemplo, con la consigna “Smash, we can!” [“¡Aplastémoslo, sí podemos!”]— no tienen nada que ofrecer más que la ilusión de “obligar” al desarme bajo el capitalismo.
El empuje hacia la guerra está inextricablemente enraizado en el sistema capitalista, como lo está el empuje a incrementar las ganancias. El imperialismo es la fase superior del capitalismo, marcado por la dominación del orbe por un pequeño club exclusivo de grandes potencias capitalistas que gobiernan sobre las naciones más débiles y dependientes. Durante el siglo pasado, en dos ocasiones la competencia imperialista por recursos, mercados y esferas de explotación estalló en guerras mundiales cataclísmicas. En 1915, en medio de la primera guerra interimperialista, el destacado dirigente bolchevique V.I. Lenin atacó a quienes difunden ilusiones en el capitalismo al predicar sobre la “paz en general”:
“Nada ciega más a los obreros, les inculca la falsa idea de que la contradicción entre el capitalismo y el socialismo es superficial; nada hay que encubra mejor la esclavitud capitalista. No; debemos utilizar el estado de ánimo favorable a la paz para explicar a las masas que los beneficios que esperan de ella son imposibles sin una serie de revoluciones.”
Guiados por este programa revolucionario, Lenin y los bolcheviques dirigieron la Revolución de Octubre de 1917, que derrocó al capitalismo y sacó a Rusia de la Primera Guerra Mundial.
La alianza bélica de la OTAN fue formada después de la Segunda Guerra Mundial —y de la victoria del Ejército Rojo soviético sobre el III Reich de Hitler— como parte de la campaña de los imperialistas para “echar atrás al comunismo”. Desde la Guerra de Corea en los años 50 hasta el golpe militar de 1980 en Turquía, puesto de avanzada de la OTAN, la cruzada antisoviética dirigida por EE.UU. fue sellada con la sangre de millones de obreros, izquierdistas y miembros de nacionalidades oprimidas. El orden mundial imperialista de hoy en día ha sido moldeado por la destrucción contrarrevolucionaria de la Unión Soviética en 1991-92. Ésta fue una derrota histórica para las masas obreras internacionalmente, especialmente para las poblaciones de la antigua Unión Soviética, Europa Oriental y la ex RDA, que han enfrentado un empobrecimiento masivo. La restauración capitalista vino acompañada de masacres comunalistas y derramamiento fratricida de sangre, y dio impulso a éstos, como pudo verse de manera más reciente con la guerra entre Rusia y Georgia, estado cliente de EE.UU. El colapso de la URSS alentó los apetitos de los imperialistas de pisotear al mundo entero con impunidad. Los catastróficos resultados de la contrarrevolución subrayan la importancia vital que tiene hoy en día la defensa militar incondicional de China, el más poderoso de los estados obreros burocráticamente deformados que aún existen, y los demás países donde ha sido derrocado el yugo capitalista: Cuba, Corea del Norte y Vietnam. Llamamos por la revolución política proletaria para remplazar a las burocracias estalinistas parasitarias con regímenes basados en la democracia obrera y el internacionalismo bolchevique.
Barack Obama: Comandante en jefe del racista imperialismo estadounidense
Hoy en día, es necesario reafirmar el entendimiento elemental de que el presidente del estado capitalista estadounidense es el enemigo de clase de los obreros y los oprimidos del mundo, particularmente del proletariado estadounidense, de los inmigrantes y de la especialmente oprimida población negra. Aunque la decisión de cerrar Guantánamo (en el lapso de un año) y de considerar la liberación de algunos detenidos fue presentada con bombo y platillo, Obama ha endosado la detención indefinida, que trae a la mente las dictaduras de estado policiaco, y, en general, está decidido a continuar la “guerra contra el terrorismo” de Bush. En esto, está completamente de acuerdo con los gobernantes europeos, que simplemente querían darle una ligera fachada “humanitaria” a esta cruzada, que ha sido utilizada por todos los gobiernos imperialistas para fortalecer la represión estatal contra las minorías oprimidas y la clase obrera y para justificar ideológicamente las depredaciones imperialistas. EE.UU., la ONU y la UE han aplicado sanciones contra Irán y continúan amenazándolo por su programa nuclear. No podría quedar más claro que Irán necesita armas nucleares para refrenar un ataque imperialista.
Mientras el imperialismo estadounidense busca una “estrategia de salida” del atolladero en el devastado Irak, Afganistán ha pasado a ser el centro de atención bajo Obama. Allí, una fuerza de ocupación de la OTAN de 68 mil tropas, incluyen- do un contingente no estadounidense de 32 mil, continúa su octavo año de devastación del país. Obama hizo su campaña y asumió la presidencia bajo la promesa de reducir los niveles de tropas estadounidenses en Irak para dedicarse a lo que un sector significativo de la burguesía estadounidense considera objetivos más estratégicos. Ahora mismo, está haciendo precisamente eso con el envío de 17 mil tropas estadounidenses adicionales a Afganistán y con una escalada de los asesinos bombardeos estadounidenses contra aldeas del vecino Pakistán. Durante años, EE.UU. sostuvo un régimen dictatorial tras otro en Islamabad, favoreciendo al mismo tiempo el crecimiento de las fuerzas fundamentalistas islámicas apoyadas por el ejército pakistaní. Ahora este país, inestable y armado nuclearmente, podría comenzar a desmoronarse bajo el impacto de la extensión de la guerra afgana por parte de Obama y la presión estadounidense sobre el ejército pakistaní para que expulse al Talibán y sus aliados de las áreas tribales que hacen frontera con Afganistán.
La escalada militar toma lugar en el contexto del desplome que está sufriendo la base económica del imperialismo estadounidense y que ha adquirido proporciones internacionales. La contradicción entre el avasallador poderío militar del imperialismo estadounidense y su debilitada posición económica es la causa del incremento en la irracionalidad y la agresividad de los gobernantes estadounidenses. Éstos ven la presidencia de Obama como su mejor apuesta para reafirmar su posición dominante en esta situación. Haciendo su parte, la izquierda reformista en EE.UU. adoptó la perspectiva de “cualquiera menos Bush”. Tras la victoria de Obama no cabían en sí, como ejemplificó el Workers World Party [Partido Mundo Obrero] al afirmar efusivamente en su periódico del 20 de noviembre de 2008 que: “Como comunistas y revolucionarios nos sumamos a la alegría de los oprimidos y demás progresistas que se reúnen en celebración desde Harlem hasta Colombia y de Japón hasta Kenia con la elección de Obama.”
En aguda contraposición a este grotesco entusiasmo con el nuevo comandante en jefe del bañado en sangre imperialismo estadounidense, la Spartacist League/U.S., sección de la Liga Comunista Internacional (LCI), se opuso por principio a cualquier tipo de apoyo a Obama y todos los demás políticos burgueses, luchando para que los obreros, los jóvenes y los oprimidos rompan con las ilusiones en el Partido Demócrata capitalista y para forjar el partido obrero revolucionario multirracial que se necesita para barrer con el imperialismo estadounidense. Nuestra sección estadounidense dijo la verdad sobre el significado de la presidencia de Obama al escribir inmediatamente después de las elecciones:
“Desde el punto de vista de la clase obrera internacional y de los oprimidos, no hay nada que celebrar en la victoria de Obama, y sí mucho que temer. El entusiasmo entre grandes sectores de la burguesía, por otra parte, está justificado. Después de casi ocho años de uno de los regímenes más incompetentes y ampliamente despreciados de la historia reciente de EE.UU., ahora tienen en Obama un rostro más racional que darle a su sistema brutal e irracional. Obama también ha inspirado ilusiones en los adornos de la democracia burguesa, el recurso a través del cual los capitalistas disfrazan su dominio con la apariencia de un mandato popular. En el extranjero, Obama proporciona una invaluable cirugía plástica al imperialismo estadounidense, principal enemigo de los trabajadores del mundo.”
—Workers Vanguard No. 925, 21 de noviembre de 2008
Los reformistas europeos apoyan a sus propios gobernantes imperialistas
Por su parte, los reformistas europeos también celebran la victoria de Obama en nombre de la política burguesa del “mal menor”. Su visión del gobierno de Obama, a través del lente de sus propios explotadores capitalistas, es que éste será más razonable y “multilateral” que el de su antecesor. De ese modo, Gregor Gysi, Oskar Lafontaine y Lothar Bisky, dirigentes del partido socialdemócrata Die Linke [La Izquierda] en Alemania enviaron a Obama sus “más sentidas felicitaciones”: “La lucha mundial para eliminar la pobreza, para dar a los conflictos una resolución pacífica, contra la catástrofe ambiental, y actualmente contra la crisis financiera internacional más severa en 80 años requiere de la estrecha cooperación y colaboración de la comunidad de estados sobre la base del dominio del derecho internacional” (5 de noviembre de 2008).
Desde la “extrema izquierda”, se unió al coro Alain Krivine, dirigente de la Ligue communiste révolutionnaire (LCR, Liga Comunista Revolucionaria), la sección francesa del falso trotskista “Secretariado Unificado”, que desde entonces se ha liquidado en su propia creación, el abiertamente socialdemócrata Nuevo Partido Anticapitalista (NPA). Aunque admite que Obama es un “defensor del capitalismo”, Krivine escribió entusiastamente en la edición del 22 de enero de Rouge, periódico de la LCR: “Su popularidad y las esperanzas que ha levantado están al nivel del descrédito, el disgusto incluso, que ha dejado la política de Bush. No escondamos entonces nuestro placer al ver al fin una condena total de la que fue una de las presidencias más reaccionarias de Estados Unidos. Más vale tarde que nunca.”
Como subrayan todos estos tributos al nuevo policía supremo del imperialismo estadounidense, la oposición de los reformistas a ciertas políticas de EE.UU. y la OTAN, como la invasión de Irak en 2003 o el envío de más tropas a Afganistán hoy en día, nada tiene que ver con la oposición al sistema imperialista. En cambio, consideran que políticas como éstas atentan contra los “intereses nacionales” de sus propios países capitalistas, que ellos sienten estarían mejor protegidos a través de un mayor grado de independencia respecto de la OTAN dominada por EE.UU., por ejemplo, a través de un eje capitalista franco-germano-ruso como el que promueve Lafontaine. La exigencia central del NPA francés, al movilizarse para la manifestación de Estrasburgo, es que “Francia debería renunciar a su integración en el comando militar de la OTAN”, mientras que grupos reformistas en Alemania, especialmente el Partido Comunista (DKP), junge Welt y los remanentes estalinistas alrededor de la Plataforma Comunista de Die Linke, hacen campaña para que el imperialismo alemán “abandone la OTAN”.
A finales de 2002, la LCR, la italiana Rifondazione Comunista [Refundación Comunista] y los británicos Socialist Workers Party [Partido Obrero Socialista] y Workers Power [Poder Obrero] se unieron para firmar un llamado “A todos los ciudadanos de Europa y todos sus representantes”: “Quienes muestren solidaridad con el pueblo de Irak no serán escuchados en la Casa Blanca. Pero tenemos la oportunidad de influenciar a los gobiernos europeos —muchos de los cuales se han opuesto a la guerra—. Llamamos a todos los jefes de estado europeos a que se opongan públicamente a esta guerra, tenga o no el respaldo de la ONU, y a que exijan que George Bush abandone sus planes de guerra.” ¡Qué encubrimiento de la burguesía alemana de Auschwitz, de los imperialistas franceses que bañaron en sangre a Argelia, de los ocupantes británicos de Irlanda del Norte y de los carniceros italianos de Etiopía! La única razón por la que los imperialistas europeos sienten actualmente mayores reservas para embarcarse en sus propias aventuras imperialistas en el extranjero es porque su poder militar es enormemente inferior al de EE.UU.
Este rastrero llamado otorgó amnistía a los gobiernos europeos que estaban metidos hasta el cuello en la “guerra contra el terrorismo” y las ocupaciones de Afganistán y los Balcanes. Constituyó una ayuda objetiva para los masivos ataques racistas y antiobreros llevados a cabo en casa por estos mismos gobiernos capitalistas. Ahora que Obama es presidente, los reformistas europeos parecen creer que sus gobernantes “serán escuchados en la Casa Blanca” —si tan sólo se aplica suficiente “presión de las masas”—.
En la antesala de la guerra aérea de 1999 contra Serbia y las invasiones de Afganistán en 2001 e Irak en 2003, en la LCI estuvimos por la defensa militar de esos países contra el ataque imperialista sin dar ningún tipo de apoyo político a los degolladores reaccionarios antimujer del Talibán o a las sangrientas dictaduras capitalistas de Saddam Hussein y Slobodan Milosevic. Nos opusimos al bloqueo hambreador de las Naciones Unidas contra Irak y a otras sanciones imperialistas de la ONU. Subrayamos que cada victoria de los imperialistas en sus aventuras militares alienta más guerras de depredación y que cada retroceso sirve para auxiliar la lucha de los trabajadores y los oprimidos en todo el mundo. Llamamos por el retiro inmediato e incondicional de todas las fuerzas de EE.UU., la OTAN, la UE y la ONU de Irak, Afganistán, Pakistán, el Medio Oriente, Asia Central y los Balcanes. El principal medio para defender a las víctimas de la opresión neocolonial contra el abrumador poderío militar del imperialismo estadounidense y sus aliados de la OTAN es la lucha de clases internacional, especialmente por parte del proletariado multirracial estadounidense y sus hermanos de clase en Europa, Japón y otros lugares.
El socialchovinismo y la postración de los reformistas frente a los gobernantes imperialistas en términos de política exterior encuentran su equivalente “en casa” en su apoyo a la colaboración de clases y el proteccionismo. La crisis económica mundial está haciendo trizas las ilusiones de que puede haber una unidad continua entre los imperialistas, ya sea al interior de Europa o entre Europa y EE.UU. Mientras tanto, los imperialistas de Europa Occidental les han dicho a sus burguesías clientes en Europa Oriental que se vayan al demonio. Y, como siempre, los lugartenientes obreros del capitalismo se mantienen firmes junto a sus “propios” explotadores. En Alemania, el SPD, Die Linke y la burocracia sindical hacen campaña para que la manufacturera automotriz Opel, actualmente propiedad de General Motors, “vuelva a ser alemana”. En Gran Bretaña, las burocracias sindicales de Unite y GMB apoyaron en febrero huelgas de trabajadores de la construcción que exigían “empleos británicos para los trabajadores británicos”, una consigna largamente asociada con los fascistas (que participaron en mítines de huelguistas) y recientemente usada por el primer ministro laborista Gordon Brown. De forma escandalosa, la sección británica del seudotrotskista Comité por una Internacional Obrera, bajo la dirección de Peter Taaffe, justificó y ayudó a dirigir estas huelgas reaccionarias.
El movimiento obrero tiene un interés vital en defender a los obreros extranjeros, luchar por plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes y movilizarse contra el terror racista y los ataques contra los derechos democráticos. La lógica del reformismo es inherentemente nacionalista; divide a la clase obrera sobre líneas nacionales, étnicas y raciales en una riña por las pocas migajas que los capitalistas están dispuestos a arrojarles a sus esclavos asalariados. Para romper con este juego en donde sólo se pierde se necesita un programa de lucha de clases internacional contra el enemigo capitalista común. Como escribió en 1934 León Trotsky, codirigente junto con V.I. Lenin de la Revolución de Octubre:
“Sólo el partido que ya en época de paz luchó irreconciliablemente contra el estado nacional puede no atarse a éste durante la guerra, puede seguir el mapa de la lucha de clases y no el de las batallas bélicas. La vanguardia proletaria únicamente se volverá invulnerable a toda suerte de patriotismo nacional si comprende plenamente el rol objetivamente reaccionario del estado imperialista. Esto significa que sólo se puede romper con la ideología y la política de la ‘defensa nacional’ desde la perspectiva de la revolución proletaria internacional.”
—“La guerra y la Cuarta Internacional”
En este espíritu luchamos por que la clase obrera entienda la necesidad de echar abajo la racista “Fortaleza Europa” y la Unión Europea capitalista a través de la revolución obrera. La UE es una alianza reaccionaria y antiobrera centrada en las principales potencias imperialistas europeas, que buscan mejorar su posición competitiva contra sus rivales estadounidense y japonés. ¡Por unos estados unidos socialistas de Europa y una economía socialista planificada internacional!
¡Por nuevas revoluciones de Octubre alrededor del mundo!
En los años 80, Afganistán estaba también al centro de la campaña bélica de los imperialistas de la OTAN. A finales de 1979, el Ejército Rojo soviético intervino en Afganistán después de repetidas solicitudes del régimen nacionalista modernizante del PDPA, que trató de introducir reformas sociales mínimas y enfrentó una yihad (guerra santa) respaldada por EE.UU. y dirigida por terratenientes reaccionarios, jefes tribales y mullahs. Los imperialistas estadounidenses tomaron la intervención soviética como pretexto para una renovada cruzada antisoviética, y entrenaron y financiaron masivamente a los reaccionarios muyajedín —principalmente a través de la acción del ejército pakistaní y su Inter-Services Intelligence (inteligencia pakistaní)— para matar a soldados soviéticos. El Talibán y Al Qaeda son monstruos de Frankenstein que se han vuelto contra sus antiguos amos imperialistas.
La intervención soviética fue progresista sin ambigüedades, lo cual subraya el entendimiento trotskista de que, a pesar de su degeneración bajo una casta burocrática estalinista, la Unión Soviética seguía siendo un estado obrero que encarnaba las conquistas históricas de la Revolución de Octubre, centralmente la economía planificada y la propiedad colectivizada. Éstas eran conquistas enormes, no en poca medida para las mujeres y los pueblos históricamente musulmanes del Asia Central soviética. Durante la intervención soviética, voluntarias afganas en las milicias lucharon armas en mano contra los degolladores muyajedín respaldados por la CIA por el derecho básico de no usar la burka y de no ser vendidas como ganado. La tendencia espartaquista internacional, ahora la LCI, dijo “¡Viva el Ejército Rojo en Afganistán!” y llamó por la extensión de las conquistas sociales de Octubre a todos los pueblos afganos.
Del otro lado, a los muyajedín y los imperialistas se unió el grueso de la izquierda reformista internacional, que se sumó a sus amos exigiendo a gritos el retiro de las fuerzas soviéticas. Nosotros, los trotskistas de la LCI, fuimos únicos en luchar invariablemente contra la contrarrevolución, desde Berlín Oriental hasta Moscú, procurando movilizar sobre estas bases a las masas obreras para barrer con la entreguista burocracia estalinista y establecer el dominio de los consejos obreros. En esto, nos guiaba el mismo programa revolucionario internacionalista con el que luchamos hoy día para forjar partidos obreros revolucionarios que constituyan secciones de una IV Internacional reforjada, partido mundial de la revolución socialista. El camino de la revolución proletaria internacional es la única alternativa a la destrucción de la humanidad por parte del imperialismo. ¡Abajo el imperialismo! ¡Por nuevas revoluciones de Octubre en todo el mundo!
—Comité Ejecutivo Internacional de la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista)
27 de marzo de 2009
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/31/otan.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.02 00:42 ShaunaDorothy Canadá: Opresión de la mujer y reacción racista - El asesinato de “honor” de Aqsa Parvez (Invierno de 2008-2009)

https://archive.is/OZWPQ
Espartaco No. 30 Invierno de 2008-2009
Canadá: Opresión de la mujer y reacción racista
El asesinato de “honor” de Aqsa Parvez
(Mujer y Revolución)
El siguiente artículo ha sido adaptado de Spartacist Canada No. 156 (primavera de 2008).
El 10 de diciembre de 2007, Aqsa Parvez, una joven de 16 años de ascendencia paquistaní de un suburbio de Toronto, fue estrangulada por su padre tras negarse a usar el hijab (la mascada que cubre el pelo y el cuello) islámico. Murió en el hospital al día siguiente. Su padre fue acusado de asesinato y su hermano mayor de obstruir a la policía.
Aqsa acababa de abandonar su casa intentando escapar de las restricciones que le imponía su religiosa familia. Su muerte suscitó grandes muestras de dolor por parte de sus muchos amigos, entre los que había jóvenes mujeres negras, adolescentes del sureste asiático y blancos, entre otros. Sus compañeros de clase declararon al Toronto Star (11 de diciembre de 2007) que Aqsa llevaba meses discutiendo con sus padres respecto a usar el hijab. “No quería ir a su casa…a tal grado que prefería ir a los albergues”, dijo uno. “Su padre y su hermano la habían amenazado”, comentó otro; “él le dijo que si se iba, la mataba.”
El asesinato de Aqsa Parvez ocurrió después de una serie de homicidios de mujeres sij en British Columbia (B.C.) por parte de sus esposos y otros parientes. Mujeres originarias del sureste asiático organizaron en la Lower Mainland de B.C. protestas contra estos asesinatos e intentos de asesinato en el otoño de 2006 y de nuevo en la primavera de 2007. La violencia contra la mujer cruza las líneas étnicas y de clase con una indiferencia brutal. Pero los asesinatos de Aqsa Parvez y las mujeres sij en B.C. son algo diferente. Como los asesinatos de mujeres turcas y kurdas por parte de sus parientes varones en Alemania, Gran Bretaña, Suecia y otros países imperialistas en años recientes —y los incontables asesinatos de este tipo que tienen lugar en el Medio Oriente, el centro y sur de Asia— éstos fueron esencialmente asesinatos de “honor”. Estos brutales asesinatos surgen del choque entre el deseo de las mujeres de independizarse de su cultura “tradicional” y el legado de las normas sociales y económicas precapitalistas que sobreviven en grandes franjas del mundo.
Los asesinatos de “honor” reflejan el trato que reciben las mujeres como propiedad de sus padres o maridos. Como la mayoría de las adolescentes, Aqsa Parvez quería tomar sus propias decisiones respecto a cómo vestirse, qué amigos frecuentar y qué futuro tener. Pero para su padre, esto representaba una afrenta al control que ejercía sobre su hija como está prescrito por el Islam. Un patrón que compartían las mujeres sij asesinadas en B.C. era su relativa independencia económica, con empleos como maestras, enfermeras, ingenieras de software, etc. Esta independencia choca con la sociedad tradicional sij, en la que los matrimonios arreglados y la dote son la norma. También ha habido un aumento en los abortos selectivos de fetos femeninos entre la población originaria del sureste asiático en el área de Vancouver.
Los asesinatos subrayan la explosiva combinación de la opresión de la mujer y el racismo antiinmigrante en el Canadá actual. Sectores de la prensa burguesa han tratado de utilizarlos para azuzar la intolerancia antiinmigrante. Denunciamos todos los intentos de explotar estos horribles crímenes para atizar la reacción contra los inmigrantes y las minorías étnicas. Llamamos por plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes, denunciamos el que se use como chivos expiatorios a los musulmanes bajo la “guerra contra el terrorismo” de la burguesía y defendemos el derecho de las minorías étnicas a practicar sus religiones. En particular, nos oponemos a las prohibiciones estatales del velo y otros emblemas y vestimentas religiosos. Esto sólo lograría aumentar el aislamiento de las mujeres musulmanas en sus hogares, al reforzar el atraso social, incluyendo la sujeción religiosa y familiar, y profundizar su opresión.
Al mismo tiempo, nos solidarizamos con las muchas mujeres que han luchado por sacudirse las crueles constricciones del tradicionalismo religioso —incluyendo al velo, símbolo e instrumento de la subordinación de la mujer bajo el Islam—. Los ataques racistas contra los musulmanes y los sijs en el Canadá actual no mitigan de ninguna manera los horribles crímenes como los asesinatos de “honor”.
Asesinatos de “honor”, la opresión de la mujer y la familia
La subyugación de la mujer en países subdesarrollados como Pakistán o India, así como en las comunidades inmigrantes dentro de Canadá, no tiene sus raíces en ninguna cualidad distintivamente reaccionaria del Islam o el sijismo, como argumentan algunos ideólogos derechistas. La institución de la familia —principal vehículo de transmisión de la propiedad privada y de regimentación de la sociedad— es la principal fuente de opresión de la mujer. Esto se aplica tanto a países imperialistas como a países subdesarrollados. El cristianismo también tiene una historia larga y horripilante de brutalidad antimujer, que continúa hasta la fecha, como las barbáricas cruzadas de “valores familiares” de los fundamentalistas cristianos contra el aborto, el control de la natalidad y los derechos homosexuales.
Sin embargo, el ascenso de la propiedad capitalista y de la Ilustración minaron profundamente las atrasadas relaciones sociales feudales, enraizadas en la agricultura, que en gran medida fueron barridas conforme Europa Occidental y América del Norte se desarrollaban como sociedades industriales avanzadas. El poder de la iglesia se restringió, y la condición de la mujer fue mejorando a través de luchas sociales. En el Medio Oriente y el sur de Asia, sin embargo, el capitalismo llegó tardíamente —y llegó con el colonialismo europeo, que se alió con las potencias feudales locales—. La penetración imperialista bloqueó el camino del desarrollo social y económico. Así, las religiones de Oriente no se adaptaron del mismo modo que el cristianismo (o el judaísmo), y la barbarie antimujer sigue siendo, correspondientemente, más profunda y abierta.
El cercano colaborador de Karl Marx, Friedrich Engels, explicó las bases materiales de la opresión de la mujer en su obra clásica El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884). Bajo el “comunismo primitivo” de la Edad de Piedra, donde prevalecía una igualdad primitiva, la división de trabajo entre el hombre y la mujer derivaba de la biología (las mujeres tenían que parir y criar a los jóvenes) y no implicaba un estatus social subordinado. Los avances tecnológicos, particularmente el desarrollo de la agricultura, crearon por vez primera un excedente social. Una minoría se apropió de este excedente, lo que produjo la división de la sociedad en clases.
Con las clases vino el desarrollo de la institución de la familia, que Engels llamó “la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo”. El hecho biológico de parir y criar a los niños quedó atado en adelante a la opresión social de la mujer. Como medio para consolidar la riqueza en las manos de una pequeña minoría, la familia patriarcal decretó la monogamia de la mujer para determinar la herencia de la propiedad. El concepto de “honor familiar”, es decir, el control sobre la sexualidad de la mujer por el padre o el esposo, lejos de ser exclusivamente islámico o sij, está conectado con el modo de producción en el que un clan —serie de familias extendidas emparentadas— posee y trabaja la tierra en común. Como señaló Engels:
“Para asegurar la fidelidad de la mujer y, por consiguiente, la paternidad de los hijos, aquélla es entregada sin reservas al poder del hombre: cuando éste la mata, no hace más que ejercer su derecho.”
La barbarie imperialista y la subyugación de la mujer
Hasta el día de hoy, los gobernantes imperialistas del mundo, unidos a los de las naciones capitalistas, refuerzan todo lo que es retrógrado para afianzar su dominio. Esto puede verse con toda claridad en el caso de Afganistán. Los imperialistas estadounidenses y canadienses y sus apologistas han usado la brutal opresión de la mujer afgana bajo el anterior régimen talibán para justificar la ocupación colonial de ese país. Pero los degolladores islámicos antimujer llegaron al poder en Afganistán a principios de los años 90 con el apoyo del imperialismo estadounidense y canadiense, así como de los socialdemócratas del NDP [New Democracy Party]. Y hoy el régimen títere de Estados Unidos en Kabul continúa y defiende la misma horrenda opresión de la mujer.
Por más de una década, empezando en 1979-80, la CIA organizó y armó a los “guerreros santos” muyajedín contra la Unión Soviética y sus aliados en el gobierno afgano. Ésta fue la primera guerra de la historia moderna en la que los derechos de la mujer fueron una cuestión central. Mientras el gobierno apoyado por los soviéticos procuraba instituir reformas progresistas, como reducir el precio de novia a una suma nominal y darle educación a las niñas y mujeres, los degolladores afganos de la CIA eran conocidos por arrojar ácido a la cara de las mujeres sin velo y fusilar a los maestros que educaban niñas.
Cuando, cumpliendo la petición urgente del gobierno, los soviéticos enviaron tropas en diciembre de 1979, nosotros dijimos: “¡Viva el Ejército Rojo!” y “¡Extender las conquistas sociales de la Revolución de Octubre a los pueblos afganos!” Enviar al ejército a barrer con la insurgencia reaccionaria abrió el camino a la liberación social de los pueblos afganos. Eso subrayó nuestro entendimiento trotskista de que la Unión Soviética era un estado obrero, producto de la revolución socialista proletaria de Octubre de 1917, pese a su degeneración bajo la nacionalista burocracia estalinista.
Los efectos liberadores de la intervención soviética se reflejaron en hechos indiscutibles. En 1988, las mujeres representaban el 40 por ciento de los médicos y el 60 por ciento de los maestros de la Universidad de Kabul; 440 mil estudiantes mujeres se inscribieron en instituciones educativas y 80 mil más en programas de alfabetización. La vestimenta occidental era común en las ciudades, y las mujeres disfrutaban de una medida verdadera de libertad frente al velo y la subyugación, por primera vez en la historia afgana. Pero en lugar de luchar por derrotar a la insurgencia musulmana de la CIA, los estalinistas del Kremlin bajo Mijaíl Gorbachov retiraron criminalmente las tropas soviéticas en 1989. Ésta fue una enorme traición a las mujeres, los obreros y los izquierdistas de Afganistán; pavimentó el camino al triunfo de los degolladores rabiosamente antimujer de Washington, y para entregar a la Unión Soviética misma a la contrarrevolución dos años después: una derrota colosal para los obreros del mundo.
El vergonzoso silencio de los feministas y la izquierda
Comprometidos con sus “propios” gobernantes capitalistas, durante los años 80 la mayoría de los grupos izquierdistas y feministas de Canadá apoyaron a los fanáticos islámicos antimujer en Afganistán contra la Unión Soviética y los derechos de la mujer. Dos décadas después, la mayor parte de los feministas y la izquierda reformista ha respondido al escándalo de los asesinatos de “honor” dentro de Canadá con un silencio deshonroso.
En un artículo de Internet del 14 de diciembre de 2007 bajo el título “¿Quién hablará por Aqsa Parvez?”, Natasha Fatah, productora del programa de radio de CBC “As it happens” (Mientras sucede), señaló enojada que “los grupos de apoyo a la mujer han estado mudos respecto a esta cuestión. Cuando se le pregunta a los feministas canadienses sobre su reacción al asesinato de Aqsa, se rehúsan a responder y en lugar de ello sugieren que sería más apropiado acudir a grupos de mujeres musulmanas para que reaccionen... Hasta ahora, los únicos que han hablado honestamente son las muchachas que asisten a la secundaria Applewood Heights de Mississauga [el suburbio donde Aqsa vivía].”
Varios grupos han llamado por que el gobierno tome una “postura firme”. Pero estos llamados llevan fácilmente a apoyar las reaccionarias demandas de prohibiciones estatales al hijab. Ésta es la posición, por ejemplo, de la Campaña Internacional Contra el Tribunal Shari’a en Canadá, cuyos activistas fundadores están asociados con el Partido Obrero-Comunista de Irán. Su petición en línea afirma que “vestir o portar cualquier símbolo religioso, como el hijab islámico, debería estar prohibido en las escuelas.” Prohibir la mascada en las escuelas o cualquier otra área de la vida pública alentaría a los racistas antiinmigrantes y sólo profundizaría el aislamiento y la opresión de las mujeres y niñas musulmanas.
¡Por lucha de clases contra el capitalismo canadiense!
El extendido racismo de la sociedad capitalista canadiense refuerza la reaccionaria sujeción de la religión y la familia sobre las mujeres inmigrantes, y no sólo es una cuestión de los prejuicios descarados de los derechistas en los programas de opinión en la radio y la franja extrema del partido Tory. El programa supuestamente liberal del multiculturalismo sirve para aumentar la segregación racial y cultural de las comunidades minoritarias y el control de los “líderes comunitarios” con sus vínculos con la iglesia, la mezquita o el templo.
Para la clase dominante capitalista canadiense no hay contradicción alguna entre difamar a los musulmanes como “terroristas” y simultáneamente promover a los elementos reaccionarios entre el clero musulmán. Ambas medidas refuerzan el grillete del capitalismo, usando a las minorías como chivos expiatorios por un lado y regimentándolas por el otro. Uno de los propósitos centrales del multiculturalismo es oscurecer el hecho de que las comunidades minoritarias étnicas e inmigrantes, al igual que el resto de la sociedad, están divididas en clases. La lucha de los obreros inmigrantes y de otras minorías por empleos, sindicatos e igualdad requiere romper el grillete de los religiosos y otros supuestos “líderes comunitarios”. La lucha por los derechos de la mujer es explosiva precisamente porque representa un desafío frontal a esos líderes.
Las ideas reaccionarias se sostienen y crecen en periodos reaccionarios. Especialmente desde la destrucción contrarrevolucionaria de la Unión Soviética en 1991-92, preparada por décadas de mal gobierno burocrático estalinista, ha tenido lugar un ascenso de toda clase de fundamentalismos: el fundamentalismo protestante en Norteamérica (los que ponen bombas en las clínicas de aborto, el gobierno de Bush que trata de ocultar el hecho científico de la evolución para enseñar “creacionismo” en las escuelas públicas); el fundamentalismo judío ortodoxo en Israel; un alcance cada vez mayor de la iglesia católica dentro de la sociedad civil en Europa; el fundamentalismo islámico en los países musulmanes y en países imperialistas con grandes poblaciones musulmanas. Todas las variantes del “opio del pueblo”, como Marx llamó a la religión, se diseminan libremente. El crecimiento de esta falsa conciencia tiene sus raíces en la desesperación y en la mentira de que la lucha de clases y el comunismo auténtico ya no son posibles.
Nuestra perspectiva marxista para la liberación de la mujer tiene sus raíces en el entendimiento de que la lucha clasista del proletariado contra el capitalismo no sólo es posible, sino que es desesperadamente necesaria. Lejos de ser simples víctimas irremediables de un sistema opresivo y patriarcal, cientos de miles de trabajadoras inmigrantes en este país tienen un verdadero poder social potencial en el punto de producción, junto con sus compañeros de trabajo hombres y nativos. Las trabajadoras inmigrantes han desempeñado un papel dirigente en las luchas contra los ataques de la clase dominante y sus gobiernos. En el curso de estas luchas, las divisiones y prejuicios que los capitalistas impulsan para dividir a los trabajadores pueden trascenderse.
La liberación de la mujer empieza con la lucha de clases y se conseguirá finalmente cuando la clase obrera tome el poder, sentando las bases para liberar a la mujer de la servidumbre familiar ancestral, y reorganice la sociedad en el interés de todos los oprimidos. La familia no puede simplemente abolirse; más bien, sus funciones sociales, como el trabajo doméstico, el cuidado de los niños, la cocina, etc., deben ser remplazadas con instituciones sociales bajo un estado obrero. Esta perspectiva requiere un tremendo salto en el desarrollo social, que sólo puede conseguirse si se barre el dominio capitalista a escala global y se remplaza con una economía racional y democráticamente planificada.
Los trotskistas luchamos por construir un partido de vanguardia multiétnico como el que construyeron los líderes bolcheviques Lenin y Trotsky para dirigir la primera revolución socialista en el mundo en octubre de 1917. Un partido así se forjará mediante una dura lucha política contra los burócratas sindicales y el NDP procapitalistas, que trabajan para atar a los obreros a sus “propios” capitalistas nacionales. Mediante sus luchas cotidianas contra el racismo y la opresión de la mujer, un partido revolucionario construirá la autoridad entre la clase obrera que le permita movilizarla contra todas las formas de atraso social, incluyendo el cruel abuso de las mujeres. En el futuro comunista, las mujeres estarán integradas a la sociedad plena y equitativamente, y el fanatismo y la violencia contra la mujer, las restricciones reaccionarias de la familia y la religión, y el papel represivo del estado capitalista no serán más que recuerdos barbáricos del pasado.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/30/aqsa.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.04.01 10:20 anarxy_XXX THE GUARDIAN UK -LA REVOLUCION DE PODEMOS: De como un pequeño grupo de profesores rebeldes cambiaron la politica Europea.(3ºparte ) -traducido (habla de la plaza :P

parte 1---------->http://www.reddit.com/podemos/comments/30wudl/the_guardian_uk_la_revolucion_de_podemos_de_como/ parte2----------->http://www.reddit.com/podemos/comments/30yp1j/the_guardian_uk_la_revolucion_de_podemos_de_como/
fuente original en inglés -----------> http://www.theguardian.com/world/2015/ma31/podemos-revolution-radical-academics-changed-european-politics#comment-49764513
autor : Giles Tremlett
el viaje a Tsipras
Ocho meses después de las elecciones, en un vuelo de regreso a Madrid desde Atenas en enero, Iglesias se sentó, como siempre lo hace, en un vuelo barato. Tan solo iba a ayudar a Alexis Tsipras de Syriza a cerrar la campaña en el mitin con la línea de Leonard Cohen –
Primero tomamos Manhattan, entonces tomamos Berlín unas palabras bien pronunciadas en griego. Fue un pronto inicio después de una larga noche, Pero ya estaba en modo de trabajo.
Yo tomo Red Bull asi que puedo leer en los vuelos largos,”
Él dijo en el salón, un empresario griego dueño de restaurantes en Madrid insistió en pagar por nuestra "café freddo" (es un café a la italiana,shakerato. en español es café con hielo pero más sofisticado )en el Kiosko entusiasmado escuchando los cambios a cerca de ambos países.
En persona, es un personaje público combativo iglesias es una persona extremadamente cortés y amable (“Como el yerno perfecto,"según Mouffe). A diferencia de otros líderes políticos, se niega a dar unas vueltas en coches oficiales, pero ha perdido su libertad para caminar por la calle o ir a un bar sin ser parado.
Cuando llegamos al aeropuerto de Madrid-Barajas, se paró ante un vendedor de loteria a comprar un boleto el cual le dijo.
"No tienes que comprar. Sólo ganar!!"dijo, con ojos con los ajos abiertos de par en par
viva Podemos : la izquierda demuestra puede adaptarse y prosperar en una crisis
Iglesias estaba entusiasmado por su visitar Atenas, pero había sido Tsipras menos efusiva la noche anterior, Cuando, en una fiesta en la terraza de un club nocturno con vistas espectaculares del Partenón,
Le pregunté si una futura Victoria Podemos si era una clave Syriza.
-NO, no creo , Él respondió.
"Las elecciones no son un rato" dijo el hombre que, tres días después, se había convirtido en rebelde solitario frente a la austeridad de Europa.
"Creo que abriremos caminos para ellos".
España no es Grecia. Podemos estar sufriendo la austeridad, los recortes – la caridad católica Caritas distribuyeron alimentos, ropa y ayuda a 2,5 millones de personas (uno en 20 españoles) el año pasado – pero no ha producido las escenas de privación que regularmente se ve en las calles de Atenas, tales como las colas en las farmacias de caridad donde los exclusión de la atención médica estatal de medicamentos. Aún así, "Si"esto puede sucedernos a nosotros, dijo Iliopoulou Vassiliki, una enfermera voluntaria, expresando un temor compartido por muchos partidarios de Podemos,
"¿Quién será el próximo?”
La carta de nerea
Unos días después Iglesias regresó de Atenas, Iglesias visitó Valencia para un mitin. Podemos ganar mucho el voto de los jovenes en las elecciones generales, pero los que asisten a sus reuniones – muchos de ellos miembros de los círculos Podemos –pero la gran mayoría son personas mayores. El Activismo es más fácil para a aquellos que tienen cuarenta para arriba, muchos de los cuales recuerdan los embriagadores primeros años de la transición democrática de España y se quedan sorprendidos por la pasividad de la generación más joven.
El Mitín
Los Altavoces retumban fuera como si sonara la canción de Patti Smith la gente tiene el poder a 8.000 personas que llena el estadio de baloncesto. “Aquí viene el momento de rockstar,” advirtió a un periodista español como Iglesias y Errejón aparecieron en aplausos. Una mujer de mediana edad en mallas de leopardo
*** vociferaba: "Presidente! Presidente***!"
Alguien más gritó: "Viva la madre que te parió!"
Como capital de una región conocida por la corrupción política, Valencia es un terreno fértil para Podemos. Iglesias leyó una carta de Nerea, una chica que estaba allí en su noveno cumpleaños.
"Nos gusta porque ayudan a la gente," dijo. "Gracias por darme a mis padres esperanza otra vez"
**NO me temen a mi, Nerea. Tienen miedos de ti y de las familias que han dicho, "¡ basta!",", dijo Iglesias, antes siguiendo una serie de consignas:
Las sonrisas han cambiado de bando”; “Por supuesto que podemos!”
John Carlin, un escritor de El País, dice que iglesias está vendiendo un cuento religioso similar a la de Jesús cuando expulsa a los vendedores del templo. La implicación es que los seguidores de Podemos prefieren la sensación edificante de la fe compartida para enfriar la razón. Recordé a un voluntario en una oficina de Podemos en Madrid que me sorprendió por confiar que no iba a votar por ellos. "Hay demasiada emoción", dijo.
podemos es la gente- gente haciendo politica
Podemos activista Irene campos había venido a la reunión con los miembros del círculo de Manises, una ciudad industrial que lucha cerca del aeropuerto de Valencia donde un ex alcalde del PP está siendo juzgado por (que niega).
Una noche un par de semanas después de la manifestación, yo estaba parado afuera del supermercado Consum junto a los "acampados" con media docena de mujeres que estaban esperando para ir a los contenedores para buscar comida.También Cerca de allí, habia un gran teatro inacabado, que surgió durante los días de auge de España antes de la explosión del 2007 del comienzo de la burbuja inmobiliaria , como fruto de los edificios que nunca consiguieron terminar. "Todo el mundo está hablando de Podemos.
Debemos darles una oportunidad,"dijo Paqui Fernández, autoproclamado líder de las mujeres.
Ella y sus amigos recordaron que esta tierra fue ocupada por "casas cueva" – casas construidas por los orificios en la roca – en la década de 1950. Fue un recordatorio de España qué tan lejos ha llegado desde la muerte de Francisco Franco en 1975, pero también no son tan viejos los recuerdos de la pobreza. Campos es parte de esa España recientemente ampliada por la clase media.encogida y asustada "Si no cambiamos las cosas", dijo.terminaremos como Paqui
el nacimiento de plaza podemos y herramientas participativas
Al día siguiente, bañado por el sol del invierno, los campos ayudaron en una Asamblea Podemos al aire libre en una desvencijado finca de viviendas unifamiliares en afueras de Manises. Lugareños tímidos caminaron en un círculo de activistas serios, portando una camiseta morada y fueron aplaudidos por difundir sus temores. 900-círculos del partido son clave del enfoque participativo de Podemos y popularidad local, pero son difíciles de controlar. (El partido aún no tiene una lista completa de ellos.) Cualquier persona puede participar y votar.
Si Podemos quiere ser más que un partido tradicional o un movimiento populista debe entregarse a la democracia directa. Debemos dotar al partido de sitios web de transparencia (detallar todo gastos, incluyendo los salarios), herramientas de votos y debate en línea ya está avanzada.Y Plaza Podemos un lugar de debate que atrae a entre 10.000 y 20.000 visitantes diarios. "Nada en esta escala usando herramientas en línea ocurre en cualquier otra en el mundo," Ben Knight, uno de los emprendedores detrás de una aplicación colaborativa para toma de decisiones,** Loomio**, me dijo.
Pero el uso más amplio de democracia directa, como con otras cuestiones, Podemos todavía no tiene una estrategia establecida. Los principios fijos sólo son para miembros veteranos del partido, incluyendo Iglesias, deben ser sometidos por el referéndum, y que las coaliciones post-electorales deben ser votadas por los partidarios. Si Podemos equilibrar las demandas de sus activistas de base, que esperan a la política de forma, con la poderosa influencia de Iglesias y su camarilla de académicos de la Complutense, sigue siendo una de las preguntas más difíciles para el futuro del partido.
Pero el uso más amplio de democracia directa, como con otras cuestiones, Podemos todavía no tiene una estrategia establecida. Los principios fijos sólo son ese senior miembros del partido, incluyendo Iglesias, deben ser cuestionado por el referéndum, y que las coaliciones post-electorales deben ser votadas por los partidarios. Si Podemos sabe equilibrar las demandas de sus activistas de base, que esperan con esa forma de política , con la poderosa influencia de Iglesias y su camarilla de académicos de la Complutense, sigue siendo una de las preguntas más difíciles para el futuro del partido
Cuando se trató de decidir finalmente sobre la estructura del partido en una Asamblea abierta el pasado otoño, el equipo de Iglesias quería un líder fuerte. Como Propuesta el rival de Echenique para un liderazgo compartido, obtuvo tres personas pero el respaldo de muchos círculos de activistas, pero ganó apenas un quinto de los 112.000 votos en línea. "Se podría decir que Iglesias consiguió los votos más superficiales," dijo Miguel Arana Catania de LaboDemo, una consultoría digital que informa de Podemos. "Eran las personas que lo habían visto en la televisión". Que quede sólo a un local al nivel, o cuando la participación es baja, que el grupo Complutense pierde el control.
falta la parte final
Siento mucho esto es un quijote jajaj , pero solo falta ya una pagina :P , y son demasiados caracteres para un solo hilo...
submitted by anarxy_XXX to podemos [link] [comments]


2014.07.16 08:48 patmm88 Reflexiones sobre modelo de bienestar, infancia y RBU. Propuestas

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE CORRESPONSABILIDAD, MODELO DE BIENESTAR, RBU Y POLÍTICAS FAMILIARES.
Si pensamos en la política al servicio de las personas y en un verdadero compromiso con la sostenibilidad de la vida y con la justicia social, no basta con un cambio de modelo productivo, si no que hay que avanzar hacia un nuevo modelo social y reproductivo, en el que las necesidades de las personas estén en el centro de la agenda política, y el empleo, los recursos, los cuidados, las rentas y las responsabilidades se redistribuyan de manera mucho más igualitaria. Nuestro modelo de reproducción social familiarista es poco compatible con la equidad de clase y de género.
Si corrigíeramos todas las disfunciones del sistema financiero y del productivo, y dejáramos intacto el actual sistema de reproducción social y de cuidados, me temo que la crisis, en uno u otro formato nos volvería a visitar muy pronto.
En el programa de Podemos para las Elecciones Europeas, al abordar las políticas sociales hay epígrafes dedicados a los siguientes temas: la Comunidad sanitaria, la Comunidad educativa, la Universidad, los Derechos de LGTB, la Emigración, e incluso uno dedicado a los Derechos de los animales. Bien, pues no hay en todo el programa un sólo punto dedicado a los derechos y la protección de las niñas, los niños y las familias.
Existe un punto dedicado a los dependientes, pero el texto está íntegramente dedicado a la discapacidad y a los mayores. La palabra niños o infancia no aparece en todo el programa de Podemos ni una sola vez, y ni siquiera bajo el paraguas “familia” hay nada sustancial que aborde su situación y sus necesidades. Creo que esto es algo preocupante, y más en la actual situación descrita en el diagnóstico. Podemos debe diferenciarse claramente de la falta de voluntad política de abordar el tema que ha sido la tónica general del PP y del PSOE, y del consiguiente abandono de la infancia/familia que nos ha llevado a la situación actual. No asumir la corresponsabilidad del estado en la crianza en una sociedad avanzada implica desigualdad y regresión social.
La ley de dependencia –que aguarda su implementación—otorga derechos y cobertura social a los discapacitados y a los mayores. Las pensiones siempre son en España uno de los puntos calientes de cualquier programa electoral, y más, en un país que dentro de unos años será uno de los más envejecidos del mundo. Y los niños no votan. Quizá éste es uno de los motivos por los que hemos llegado la penosa situación de la infancia en España.
La dependencia de los niños, es similar a la de los discapacitados o los mayores en términos de la inversión de tiempo y de energía que requieren, pudiendo incluso equiparar las etapas del desarrollo del niño/a a los grados de dependencia de aquellos. Esto es un hecho que la sociedad debería tener en cuenta. La mayoría de las madres desean (aquí habrá disentimiento de algunas feministas, pero me remito a encuestas de la UE, ver Corresponsabilidad del Estado en la crianza p.47) asumir una parte importante de esa carga durante un periodo --obviamente si ésta se produce en un país civilizado en el que la ley avale la libre elección de su maternidad-- Pero en una sociedad compleja, en la que las mujeres queremos tener una vida digna y libre, esta carga debe ser compartida con los hombres y con el resto de la ciudadanía. En los países nórdicos esta bien establecido el hecho de que el apoyo a la reproducción social (en sentido marxista y biológico) es una carga que toda la sociedad --tanto los que son padres y madres como los que no, deben asumir (todos vamos a necesitar de mayores personas jóvenes que nos atiendan y que hagan funcionar la sociedad).
En el programa de Podemos para las Europeas se habla de “incentivar la corresponsabilidad de hombres y mujeres con el trabajo de cuidados”, se menciona el establecimiento del permiso de paternidad intransferible y obligatorio y la creación de guarderías. Este planteamiento, que pone el acento de la solución de los problemas de la conciliación en la buena voluntad y la armonía en las relaciones de pareja creo que resulta poco sólido: En primer lugar no contempla la posibilidad, muy real y frecuente en la sociedad actual de que no haya un papá (o mamá) disponible para compartir responsabilidades, ya sea porque vive en otra ciudad, por fallecimiento, discapacidad, porque tiene 2 trabajos, porque no le da la gana, por orden de alejamiento o por cualquier otro motivo entre los muchos que conforman la realidad real de millones de mujeres (y algunos miles de hombres) que se ocupan en solitario de sus hijas/os. Pero sobre todo, este planteamiento remite a una privatización radical de la crianza, con las recetas antes mencionadas: o una trabajadora migrante precaria, o la abuela. El estado se desentiende de la cuestión. Es verdad que se menciona la creación de guarderías, pero las guarderías no son una solución si no están dotadas de una inversión fuerte, y tampoco pueden cubrir todas las circunstancias ni las etapas de la crianza adecuadamente. Así, la maternidad digna y la reproducción sin angustia ni estrés se convierten en un privilegio de clase, en un lujo para la casta.
No creo que éste sea un planteamiento de la corresponsabilidad adecuado para un partido con vocación social como Podemos.
Es verdad que en el apartado dedicado a Derechos sexuales, un apartado de 11 líneas dedicado también al aborto y a la despatologización de la transexualidad, se menciona el “acceso garantizado a la maternidad y paternidad libres con medidas de protección social como ayudas a la dependencia y actuaciones que imposibiliten la discriminación laboral por embarazo o maternidad”, pero no se concreta más. No menciona las prestaciones monetarias directas que son las que las que explican mucho de nuestro desfase de la UE. Lo que sí explicita es la apuesta por una acción positiva que impida la discriminación laboral de las madres y las personas que cuidan. Es decir, sitúa el bienestar de la maternidad y la garantía de la libertad de las madres principalmente en su inserción en el mercado de trabajo. No parece un enfoque de la maternidad que esté poniendo a las personas en el centro ni que realmente opte por la sostenibilidad de la vida en las actuales circunstancias del mercado laboral.
Esta postura en lo relativo a la conciliación, basada en la fe en el pleno empleo, ha sido defendida desde el feminismo clásico, que no había realizado una crítica del sistema socioeconómico neoliberal. Para este feminismo, el mercado (laboral) era el lugar de la realización personal para las mujeres y la fuente de sus rentas para su autonomía personal. Los cuidados se contemplaban tan sólo como un estorbo frente a las delicias del mundo laboral. Este planteamiento es contrario a las prestaciones monetarias universales a la maternidad (de las que disfrutan suecas, 109 €/mes/hijo/a; francesas 124 € mes/2 hijos/as; alemanas 184 €mes/hijo; e inglesas 107 €/mes/ hijo/a; -cuantías recogidas en 2011) porque se considera que inducen a la mujer a quedarse en casa cuidando. Al parecer, se considera mas liberadora la situación de las españolas, cuya miseria y la de sus hijos, y es, sin duda, un fuerte incentivo para buscarse la vida en el mercado laboral. Este tipo de prestaciones (presentes en todos los países de la UE 28 a excepción de 6, todos ellos con los índices de pobreza infantil más altos), junto con fuertes inversiones en servicios, y por supuesto, una radical reforma fiscal, han demostrado su eficacia para paliar la pobreza, y el informe UNICEF las recomienda para España como medida de urgencia.
Pero el feminismo también ha elaborado la teoría de los cuidados, que ha desvelado muchas de las falacias de la concepción del individuo como ser completamente autosuficiente, y ha visibilizado la parte oculta del iceberg que conforma el sistema capitalista y al hombre moderno: la dimensión de los cuidados, que hace que la vida sea sostenible en un sistema tan deshumanizado como el actual. Sin embargo, en el discurso de los cuidados no siempre se ha abordado la situación concreta de la infancia y la maternidad, cuestiones aún pendiente de debate en el feminismo. La actual situación no permite continuar eludiendo este asunto. Las alarmantes tasas de pobreza infantil en España (30 %) y la aparición de la malnutrición infantil en nuestro país, exigen incluir esta cuestión en la agenda política.
A menudo, se habla de la crisis lamentando la pérdida de nuestro estado de bienestar, y se asume que éste es/era más o menos equiparable (en proporción a su PIB) al de los países europeos de nuestro entorno. Esto no es así. Al menos no en lo relativo al área Infancia/Familia, como se ha visto en el diagnostico. No sólo estamos muy muy lejos de nuestro vecino Francia; si no que países como Eslovenia, Eslovaquia, República Checa o Irlanda apuestan por su infancia más eficazmente que nosotros. En España, además, la poca inversión que se hace en España en políticas familiares es muy escasamente redistributiva.
Una Renta Básica Universal o de cualquier otro tipo que no corrija la marginación y el abandono socioeconómico de la infancia en este país no será capaz de crear una alternativa social justa y sostenible, y pondré un ejemplo:
La Renta Básica Universal propuesta por Raventós, adjudica a cada adulto 7.902 € /año, y a los menores 1.580 €. La escasa cuantía adjudicada a los menores repite la pauta político-cultural de infravalorar la importancia de la infancia y de la reproducción social, y de subestimar el trabajo que supone cuidar. Si consideramos que una pareja joven, sana y sin cargas familiares dispondría de 15.804 € /año, y sin embargo, una familia monoparental, plausiblemente una madre con un hijo/a dependiente debe de arreglárselas con 9.482 € al año, y además, buscarse la manera de conciliar vida laboral y privada, es obvio que estamos reproduciendo el patrón precarizador y no redistributivo por edad y género (que afecta enormemente al de clase, como señalan los analistas sociales y las recomendaciones de la UE). La RBU por sí misma no soluciona ni aborda algunos de los problemas sociales actuales más graves: la pobreza infantil y la crisis de los cuidados.
Hay otro aspecto de la RBU que me inquieta y me plantea una duda: ¿No será la RBU, de nuevo, una demanda con fuerte sesgo de género? ¿No es el fin primordial de la RBU aumentar la capacidad de negociación en el mercado laboral? Efectivamente, esto beneficia también a las mujeres, pero ¿es una prioridad para las mujeres? Desglosando por géneros, sospecho que la capacidad de negociación en el mercado laboral es más una prioridad masculina que femenina. ¿Realmente es prioritaria la capacidad de negociación en el mercado laboral frente a la pobreza infantil o la crisis de los cuidados, la falta de derechos sociales o la creación de las bases para un modelo reproductivo justo?. Lo ideal seria hacerlo todo, sin duda, pero no sé si llegan los dineros.
También me pregunto si no hay un cierto deseo de ser vanguardistas a nivel internacional: pretender implementar una ultrasolución ultraprogresista, solución que todavía ningún país de la UE ha implementado, en un país que históricamente no ha destacado por ser capaz de desarrollar modelos sociales avanzados, y que además, tiene importantes carencias en términos europeos en su modelo de bienestar social, me hace preguntarme si no estamos, como dice Vicenç Navarro empezando la casa por el tejado. En suma, la RBU deja de lado cuestiones sociales urgentes y sólo tendría sentido tras equiparar el estado de bienestar español a la media UE 28 y si es posible a la media UE 15 en todos sus ámbitos sociales.
Probablemente estemos, como comenta el manifiesto “Ultima llamada” a las puertas de una gran transformación de los modos de vida. El cómo se articule esta transformación depende de nuestras prioridades y de las decisiones que se tomen. Cuando hablamos de poner la sostenibilidad de la vida y a las personas en el centro, no se especifica cuál es esa vida y quienes esas personas. Quizá, sea útil, como estrategia de garantía de la justicia social de nuestras políticas, poner ahí a las niñas y a los niños.
ALGUNAS POSIBLES MEDIDAS POLÍTICAS CONCRETAS:
• Prestación monetarias directa por cada niña/o, bien universal (si van paralelas a una profunda reforma fiscal) o sujetas a renta, pero incluyendo todo el tramo de rentas medias-bajas, y con unas cuantías que alcancen la media UE 28 y se acerquen a la media UE 15. • Individuación de derechos. • Sanidad universal (no como derecho derivado) • Cotización a la SS de la crianza de un hijo como 3-4 años de contribución • Que las ayudas a la crianza se consideren derechos ciudadanos y no asistenciales. • Eliminación de los beneficios por familia numerosa • Eliminación de las ayudas a los colegios privados. • Creación de un organismo específico que gestione las ayudas y servicios a la infancia y a las familias (como la CAF en Francia) • Visibilización y regulación de las familias monoparentales. • Permiso parental remunerado - con tope mínimo y máximo- intercambiable de 12 meses. • Importante inversión en la escuela pública. • Ninguna ayuda pública a los centros privados (tampoco vía IRPF) • Derogación de la escandalosa regulación para infraguarderias de la CAM. • Creación de una red de guarderías publicas de alta calidad gratuitas o sujetas a renta con horarios extensos y flexibles. • Implantación a nivel nacional de una pedagogía respetuosa con el desarrollo infantil en la etapa 3-6 años. • Paulatina desaparición de los colegios concertados. • Derecho de todas las niña/os a colonias/ aulas de verano de calidad. • Servicio de extensión del horario escolar con extraescolares de calidad universal o sujeto a renta (pero con alta dotación) • Revisión de la fiscalidad de manera que valore los trabajos de cuidados y que no penalice el trabajo remunerado de las mujeres frente al de los hombres. • Metro y bus gratis hasta los 10 años y media tarifa hasta los 18 - 23 • Trenes: 1/4 de tarifa hasta los 7, y 1/2 hasta los 18.
Más análisis, y modelos de políticas sociales y familiares en España y la UE en: http://eprints.ucm.es/13905/1/CORRESPONSABILIDAD_DEL_ESTADO_EN_LA_CRIANZA.pdf
submitted by patmm88 to podemos [link] [comments]


2012.11.06 19:55 Kupuka Conversacion que tuvimos en el chat: El caso de las primas muertas en Florida.

Solo voy a poner los hechos que saco de esta pagina: http://www.bolinfodecarlos.com.a151011_muerte.htm porque despues se va a la mierda hablando de lo paranormal, que no me cabe.
Dos primas desnudas en una bañera. Muertas. Los cadáveres presentan descomposición propia de un mes. Pero sólo llevaban allí menos de 48 horas. Muchas investigaciones, ninguna conclusión.
El hecho, por sus especiales características, golpeó muy fuerte a los vecinos de aquella vivienda de la localidad de Florida, en el partido de Vicente López, al norte del Gran Buenos Aires. Dos primas, muertas en una bañera, con un grado insólito de descomposición luego de apenas dos días de no haber sido vistas. Sí, sólo dos días. Se sabe que la mayor estaba preocupada por su prima, menor de edad, tenía fiebre.
Se sabe que llamó a un médico, que el doctor fue hasta la vivienda, en calle Melo, que recetó un potente analgésico, y nada más. Dos días más tarde, tras una denuncia de los vecinos de la cuadra que sentían un olor nauseabundo, los cuerpos de las dos chicas aparecieron en la bañera de la casa que alquilaban. Nunca pudo saberse porqué los cadáveres presentaban un grado extremo de descomposición, inusual para tan poco tiempo transcurrido.
“Los peritos han terminado su trabajo y tenemos la certeza de que no fue un accidente, que no aspiraron monóxido de carbono y que no actuó ningún veneno conocido”, declaró a dos meses de la aparición de los cuerpos el juez Raúl Casas. Frente a los periodistas, el subcomisario Raúl Torres –encargado de la búsqueda de pistas- aún no se animaba a descartar ninguna hipótesis. ¿Doble homicidio? ¿Pacto suicida? ¿Accidente?
Todo podía ser, pero no se podía probar ninguna de las corazonadas policiales. “Con la sangre de los corazones de las chicas podríamos haber llevado a cabo una pericia fundamental para saberlo”, afirmaba Torres. Pero no fue posible llevarla a cabo; alguien había entrado en la morgue y había robado los órganos. Desde entonces, el misterioso “caso de las primas muertas en la bañera” permanece irresuelto. Y su asesino –si es que realmente fueron asesinadas- sigue estando prófugo. Tenebroso. Inexplicable.
No quizás por esas dos muertes descubiertas aquella mañana del 18 de abril de 1988, sino por los matices que aparecían rodeando esas muertes. Tanto es así que hasta hoy, a pesar de los años transcurridos, evocar aquél suceso no es otra cosa que una invitación al escalofrío, al miedo y al horror, con el agravante de saber que el autor –si es que hay uno en este mundo, en este plano de la realidad- de aquél macabro suceso también sigue libre.
En aquella casa vivía Nilda Santamarina. La había alquilado a principios de abril de 1987, es decir, un año antes. Vivía sola y llevaba una vida ejemplar. De veinticinco años y muy buena presencia, trabajaba como secretaria en un estudio jurídico, donde gozaba de las mejores referencias.
Dos días antes del siniestro suceso, había recibido la visita de su prima, Leonor Mancusso, de dieciséis años, algo que ocurría habitualmente, sobre todo los fines de semana. La adolescente, una verdadera artesana en la confección de souvenires, se quedaba a dormir en lo de su prima aprovechando sábados y domingos para, entre las dos, preparar una buena producción que Leonor, a primera hora del lunes, colocaba en locales comerciales del barrio del Once cuyos propietarios, como suele ser habitual, atribuían a exóticos y lejanos países la procedencia de tales artesanías.
Lo que no podían imaginar ambas mujeres es que para ellas ya no habría más lunes de entregas y, menos aún, la sórdida muerte que les estaba aguardando.
La mañana del lunes, una vecina, Antonia Nicora, propietaria además de la casa que alquilaban las primas, recibió el llamado preocupado de varios vecinos que le avisaban que la policía estaba frente a la vivienda en cuestión, dispuestos a, con la presencia de personal judicial, echar la puerta abajo. No era para menos: un olor nauseabundo provenía del interior y los vecinos, inquietos al ver que nadie en la casa respondía a sus reclamos, habían dado parte a la comisaría más cercana.
Preocupada que algo les hubiera ocurrido a las chicas, doña Antonia partió rápidamente con un duplicado de la llave de acceso que entregó al comisario que, personalmente, estaba al frente de la indagación, rumoreando con sus hombres sus más sombrías especulaciones. Y el uniformado no se equivocó.
Vale la pena recordar que la modesta vivienda que se convirtió en el escenario del espanto que pasaremos a relatar era de una sola planta, como la mayoría de las edificadas en ese barrio y compuesta por un “hall” de entrada que comunicaba con un pequeño living y un dormitorio. La cocina y el baño eran de reducidas dimensiones, si bien el último contaba con la comodidad de una anticuada pero amplia bañera.
La llave duplicada que Antonia había llevaba le fue prácticamente arrebatada de las manos y los policías, bomberos y dos médicos forenses presentes ingresaron en tropel a la casa. Una primera mirada sirvió para comprobar que no existían señales visibles de desorden ni violencia; sin embargo, adentro, el mal olor que se percibía en toda la zona se hacía intolerable. Pero, ¿cuál era la causa?. Todas las miradas se dirigieron al baño, cuya puerta estaba totalmente abierta. Al acceder al mismo, el espectáculo jamás se borraría de sus recuerdos mientras viviesen.
Desprovistos de ropa, sentados en la bañera que aún conservaba agua, estaban los cuerpos de las que alguna vez habían sido dos agradables mujeres. Eran realmente dos monstruos. Una putrefacción espantosa se había cebado en las dos primas.
El más rudimentario manual de Medicina Legal le dedica páginas enteras a lo que se conoce como Química de la Putrefacción, que invariablemente se inicia en el recto anal por estar repleto de abundante flora microbiana. Los gases, que en todo cadáver se desarrollan también en el tejido subcutáneo, hinchan enormemente los labios, párpados, cuello; aumentan en ocasiones hasta tres veces el volumen del cuerpo y levantan la epidermis formando grandes ampollas que se desprenden y forman impresionantes colgajos.
Todos estos síntomas y muchos otros más estaban allí, en ese modesto baño de esa no menos modesta vivienda de Vicente López. El olor y el espectáculo obligaron al forzoso recambio de policías, bomberos y empleados judiciales, incluyendo al juez de turno de San Isidro, doctor Raúl Casas, presente en el lugar desde minutos de iniciado el allanamiento.
Los bomberos, que en ningún momento se despojaron de sus mascarillas, retiraron finalmente los cadáveres, no sin grandes precauciones y mediante la utilización de unas lonas especiales ya que aquellos cuerpos se deshacían al menor intento de levantarlos.
Fueron llevados a la morgue judicial para intentar vanamente, luego de una semana de permanecer en refrigeración extrema, procurar determinar la causal de las muertes. Antes que nada, cabe recordar que el juez se fijó como meta principal establecer algo que en Medicina Legal se conoce como “cronotanatología”, es decir, cuánto tiempo llevaban de muertas las víctimas.
Este detalle pareció adquirir, al menos en el caso de “las primas muertas en la bañera” –como quedó registrado no sólo por el periodismo sino también en la jerga policíaca- una importancia trascendente, casi superior a la de poder establecer las causas del deceso.
¿Cómo entender esa prioridad?. Muy sencillo. O muy macabro. En un primer momento se coincidió, teniendo en cuenta no sólo la fauna y flora cadavérica, sino también las livideces, fluidificación y espasmo cadavérico, que la muerte de ambas jóvenes databa, por lo menos, de dos meses. ¿Pero cómo era ello posible si apenas dos días antes de la irrupción de la policía muchos vecinos testificaron no sólo haber visto con vida a las chicas sino haber dialogado con ellas?.
Más aún; una de las vecinas relató que Nilda le había pedido usar su teléfono manifestando que su prima tenía unas líneas de fiebre y querer solicitar un turno médico en el hospital de Vicente López. Pero las interconsultas de prestigiosos académicos no dejaban duda alguna que el óbito se había producido en forma casi simultánea en las dos, por lo menos dos meses antes, teniendo en cuenta los fenómenos llamados “conservadores”, aireación y las inusualmente altas temperaturas de esos últimos días para esa época del año (31º de máxima el 17 de abril).
¿Cómo explicar semejante contradicción?. ¿Cómo explicar que el día 16 de abril ambas estaban bien de salud y el día 18, ante sus cadáveres increíblemente descompuestos, la ciencia médica afirmara que el tiempo de muerte databa, por lo menos, de dos meses?
El juez Raúl Casas no perdió tiempo. Envió un exhorto al hospital para que informara si en la noche del 16 de abril había enviado, a requisitoria de una de las fallecidas, un médico en ambulancia al escenario de aquél macabro episodio. La respuesta fue afirmativa. Y el médico Agustín Brescia no tuvo inconveniente en declarar, bajo juramento y en sede oficial, que fue enviado a ese domicilio donde la más joven de las mujeres presentaba un cuadro febril sin importancia ante el cual recetó “Multín” –un antifebril-, un comprimido cada ocho horas y que, como para entonces eran las doce y media de la noche, les recomendó esperar hasta la mañana siguiente para ir a una farmacia.
Esta declaración anodina, empero, agregaba una cuota más de misterio a la causa. Cuando aquella mañana del 18 de abril la policía ingresó a la vivienda, encontraron sobre la heladera, en la cocina, un envase de Multín (marca comercial de un antifebril y antipirético). Era evidente que estaba recién comprado. De su contenido faltaban dos comprimidos, lo que indicaría, si se compró luego de las ocho de la mañana, que por lo menos hasta las 16 horas o algo más del domingo 17, todo era normal en la vivienda. ¿Entonces?.
Comenzaron a surgir entonces desesperados –y vanos- intentos explicativos. Un perito en cuestiones de electricidad llegó a opinar, basándose en un cable eléctrico con cierto deterioro que se encontraba en el baño, que se estaba en presencia de la formación de un “arco voltaico espontáneo” que había electrificado el agua de la bañera, donde quizás las dos jóvenes en una actitud cuando menos poco usual, habían elegido bañarse juntas. Ello habría electrificado el agua de la bañera produciendo ambas muertes por electrocución.
La teoría no resistió el menor análisis. A pesar de la avanzada descomposición de ambos cadáveres no se advertían marcas de quemaduras y tampoco hubiera “acelerado” el proceso putrefactorio. Lo que tampoco explicaba la otra teoría elegida desde el primer día, al advertirse una deficiente combustión del calefón de la casa, en el sentido que las muertes se habrían producido por inhalación de monóxido de carbono. De todos modos, y tanto para cumplir con todos los pasos legales, un exhaustivo estudio del lugar así como un minucioso estudio espectrográfico de la sangre, terminaron por desechar la teoría del monóxido de carbono.
Fue en esos momentos en que intervino en la investigación el comisario Raúl Alfil. Pertenecía a la Policía de la Provincia de Buenos Aires y en aquél momento ocupaba la titularidad del SEIT (Servicios Especiales de Investigaciones Técnicas). Experto en Criminalística, Criminología, Balística y lectura de manchas hemáticas, el comisario Alfil se había destacado en la investigación de casos resonantes. Su teoría: el agente había sido el veneno de la mortal serpiente sudafricana mamba negra.
No era éste un dato caprichoso, sino producto de las conclusiones provisorias de dos de los médicos legistas que habían intervenido desde el primer momento en la investigación de las dos muertes. Uno de ellos, el doctor Andrés Barrionuevo, perteneciente al cuerpo de Medicina Legal de la Policía Federal Argentina, en un amplio y detallado informe elevado al juez Casas, puntualizaba las numerosas consultas hechas a la policía de casi todo el mundo y el haber recabado información sobre tres episodios casi idénticos, uno en Montreal, otro en Ottawa y el tercero en Roma, donde los asesinos inyectaron a las víctimas veneno de víbora mamba.
En estos casos se habría producido la descomposición cadavérica a una velocidad impresionante, ya que la sustancia ponzoñosa tiene enzimas que actúan fuera de la combinación clásica. Ciertamente, cualquiera que haya tenido la desagradable oportunidad de observar la evolución de la mordedura de una serpiente venenosa habrá constatado que se produce una necropsia de los tejidos que, generalizada, toma el aspecto de una descomposición cadavérica normal.
Una investigación paralela, además, habría demostrado que la mayor de las mujeres mantenía una relación sentimental con un joven técnico del Instituto Malbrán, que cuenta con un serpentario –allí se produce la totalidad de los antídotos para serpientes venenosas que se elabora en el país- y que éste instituto alguna vez había contado en su inventario con víboras mamba.
Empero, este joven fue citado en varias ocasiones y no se encontraron evidencias que, siquiera, mantuvieran sobre el un dedo acusador. Ocurre sin embargo que la ansiedad por resolver un caso tan extraño y cierto veleidismo periodístico provocaron durante años que la sombra de la sospecha planeara sobre el mismo, e inclusive hubo una fuerte presión judicial sobre los mecanismos policiales para avanzar las indagaciones en este sentido, pero la no existencia de ninguna semi plena prueba y el irreductible principio de inocencia hasta que se demuestre lo contrario, han exonerado al hombre de toda responsabilidad hasta hoy.
La bizarra y nefasta coincidencia que trabajara en un serpentario y que la muerte de las jóvenes pudiera ser atribuible a un veneno tan letal y particular despierta intriga y suspicacia, que duda cabe, pero no basta para condenar a una persona.
El tiempo, a su vez, se encargó de agregar nuevas dosis de truculentos misterios. En el mes de julio el juez Casas, a quien el caso le había quitado el sueño, resolvió volver al escenario del suceso que seguía interdicto aún y sin ser restituido a su legítima propietaria. En su despacho guardaba un juego de llaves de la vivienda y se dirigió al lugar. Pese a todas las tareas de limpieza que personal especializado había llevado a cabo, percibieron el mismo desagradable olor que aquella mañana del allanamiento había herido sus olfatos.
Como en aquél día, los olores parecían provenir del baño y hacia él se encaminaron. Quedaron paralizados. La bañera estaba llena de agua, oscura de fauna cadavérica que se observaba claramente. El juez recordó que una de las tareas de los bomberos había sido drenar la bañera y limpiarla, luego de hechos los peritajes, prolijamente. ¿Entonces qué había ocurrido?
submitted by Kupuka to argentina [link] [comments]


Día del Homenaje a las Personas de Edad Avanzada Supuestas mujeres húngaras causan temor Cova da Vella Ferramulín O Courel Feminista ataca a un abuelo '¿Te creés machista? Te voy a dar una paliza.' ¿Se puede aumentar la masa muscular más allá de los 48 años? Mujer de 102 años rompe récord paracaidista por caridad en Australia Mujeres como yo

Las mujeres de edad avanzada pueden tener mayor riesgo de ...

  1. Día del Homenaje a las Personas de Edad Avanzada
  2. Supuestas mujeres húngaras causan temor
  3. Cova da Vella Ferramulín O Courel
  4. Feminista ataca a un abuelo '¿Te creés machista? Te voy a dar una paliza.'
  5. ¿Se puede aumentar la masa muscular más allá de los 48 años?
  6. Mujer de 102 años rompe récord paracaidista por caridad en Australia
  7. Mujeres como yo

El 30 de abril de cada año Puerto Rico celebra el Día del Homenaje a las Personas de Edad Avanzada. En #BeHealth nos unimos a este homenaje ayudando a nuestros abuelitos a tomar el control de su ... A sus 102 años, Irene O'Shea se ha convertido en la paracaidista más anciana del mundo tras saltar al vacío sobre la ciudad de Langhorne Creek con la intención de recaudar fondos para la ... Los Mochis, Sinaloa. La policía municipal recibió el reporte de que un grupo de mujeres húngaras se dedica a asaltar personas de edad avanzada en sus casas. www.entrenasindoping.com En este programa Chema Menéndez nos habla de la posibilidad de aumentar la masa muscular limpia, de manera natural, para aquellas personas mayores de 48 años. Video sobre la violencia doméstica realizado por la organización Envejecer en Armonía con mujeres de edad avanzada en Aibonito, Puerto Rico. Una mujer desquiciada atacó a un señor de edad avanzada en el transporte público golpeándolo en repetidas ocasiones y regurgitando retórica feminista. Situada en el camino que lleva de Ferramulín a Villarrubín y all pico Cogoluda, según la tradición local sirvió de refugio a una mujer de edad avanzada en torno a 1800.