Encontrar amigas más de cincuenta años

Enredo IV

2018.06.28 22:42 master_x_2k Enredo IV

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IV

“Gracias a un esfuerzo dedicado de los miembros de los equipos de Custodios y el Protectorado de Brockton Bay, la pandilla local, el 'ABB' o Azn Bad Boys, ha caído.”
Brian y yo habíamos llegado al departamento justo a tiempo para ver el boletín en las noticias. Lisa, Alec, Perra y los tres perros estaban reunidos en los sofás.
“Los héroes de la hora son los jóvenes miembros de los Custodios, Clockblocker y Vista, que jugaron un papel fundamental en encargarse de una crisis con una superbomba, supuestamente utilizada por la supervillana Bakuda en un intento de tomar como rehén a la ciudad y garantizar su seguridad. Mientras que los expertos en la escena se negaron a ofrecer números fijos, una capa local fue citada diciendo que la superbomba podría haber tenido un rendimiento de nueve mil kilotones de energía. Este dispositivo, que contiene energía a la par con bombas nucleares convencionales, se fabricó con materiales domésticos extraídos del área, después de que la lucha en los muelles y la presión de las autoridades locales obligó a la presunta creadora de la bomba a trasladarse a un cobertizo abandonado hace unos días. Si no fuera por los esfuerzos de los Custodios, este podría haber sido un día trágico para nuestra nación.”
“Por mucho que podamos desear un período de sobria reflexión, otros villanos locales han mostrado poco interés en dejar pasar los asuntos recientes. Menos de una hora después de que el presunto líder del ABB, Lung y la presunta cómplice Bakuda, fueran detenidos, las oficinas centrales de Medhall Corporation fueron atacadas por fuerzas armadas, en un altercado que llamó la atención de los miembros del grupo villano ario local Imperio Ochenta y Ocho. Esto parece haber provocado una erupción de más de seis incidentes importantes en la última hora-”
Lisa apagó el televisor, volteándose en el sofá para mirarnos a Brian y a mí. “Les daré la versión corta. Los Viajeros acaban de golpear una galería de arte y a un aeropuerto en el lapso de una hora. Coil e Imperio Ochenta y Ocho aparentemente están tratando de recuperar el tiempo perdido y están a solo un pelo de la guerra abierta en las calles. Los Comerciantes, el grupo de Skidmark, se están aprovechando del caos e intentando hacer lo que hizo la ABB, pero con los traficantes de drogas locales y cero control sobre su situación... no llegarán lejos, pero estoy segura de que están teniendo una gran fiesta de saqueos.”
“Entonces el alto el fuego ha terminado”, hablé. ¿No se suponía que las cosas mejorarían con la eliminación del ABB? ¿Por qué me sentía parcialmente responsable de esto?
“Es como si todos estaban listos en la línea de salida, listos para moverse en el instante en que sonara el silbato”, dijo Alec.
“Excepto nosotros”, señaló Brian.
“No necesariamente”, Lisa negó con la cabeza, “Cinco minutos después de que Medhall fue golpeado, recibimos un mensaje del jefe. Él tiene un trabajo que quiere que hagamos, quizás el más grande hasta ahora, pero el límite de tiempo es corto. Por eso los llame aquí.”
Brian se cruzó de brazos.
“Aquí está el problema”, dijo, “La moral está baja. La ciudad está asustada, y las cosas no se están calmando como esperaban las personas. ¿El hecho de que todos hayamos esquivado una bala con esta cosa de la superbomba? No ayudó.”
Tecleó en su computadora portátil mientras hablaba: “Para colmo, no se ve bien cuando las noticias locales se enteran del hecho de que una gran parte de la lucha contra el ABB estaba siendo llevada a cabo por villanos. ¿Me captan? Entonces, con la idea de que estaban planeando una recaudación de fondos ahora, el alcalde está promoviendo una función para ayudar a vender la idea de que fueron los chicos buenos los principales jugadores aquí. ¿Resultado final? Una fiesta de recaudación de fondos-celebración que involucra al Protectorado, Custodios, las fuerzas del ERP, policías y todos esos tipos. Esta noche. La mayoría de los Custodios y New Wave van a tomar el relevo mientras tanto, para mantener la ciudad protegida, porque el alcalde está dando prioridad a las relaciones públicas aquí.”
“No me gusta la dirección en que va esto”, le dije.
Cogió su laptop y la colocó en el respaldo del sofá, mirándome a Brian y a mí. La página mostraba detalles sobre la celebración, tenía vínculos con los vendedores de boletos y lucía una imagen de un grupo de personas con trajes de etiqueta y vestidos. “El Protectorado y algunos de los Custodios van a estar allí con la elite de Brockton Bay, sus amigos y familiares, y cualquier persona dispuesta a pagar el dinero por un boleto. El jefe quiere que nosotros, y cito, 'los avergüencen', fin de cita.”
Hubo algo de silencio aturdido. Eché un vistazo a Perra y Alec, y de sus expresiones deduje que ya habían escuchado esto. Sin embargo, a diferencia de la situación que tuvimos con el atraco a un banco, no parecían tan motivados.
Brian comenzó a reírse. Después de un rato, su risa se convirtió en una risa fuerte.
No esperé a que terminara antes de decir mi opinión, “¿Estás loca? Quieres que, que, ¿Interrumpamos una fiesta, jodamos a todos los presentes y entonces nos larguemos antes de que seamos arrestados por-?” Luché por encontrar las palabras, “¿¡Por la mitad de los putos héroes en Brockton Bay!?”
“Básicamente”, dijo Lisa, levantando las manos como para hacer que me calmara, “aunque probablemente sea más como un tercio de los héroes de la ciudad.”
“Claro”, le dije, “sin ánimo de ofender, Lisa, me caes bien y todo, pero como que subestimaste la cantidad de héroes que aparecerían en el robo bancario también. No olvides que un grupo de héroes vinieron de fuera de la ciudad para ayudar con la situación del ABB, y podrían quedarse para la fiesta posterior.”
“Es cierto”, admitió, “pero aún-”
“¿Y el plan es fastidiarlos?”, Pregunté, incrédulo, “No solo ellos, tampoco, pero esa fiesta probablemente sea atendida por el alcalde, el fiscal, el jefe de policía... ¿Estás consciente de que si intentamos esto y cualquiera de nosotros es capturado, sería más o menos un viaje de primera clase a la Pajarera?.”
“Lo siento, Lis, es un no”, le dijo Brian, todavía parecía divertido, “estoy perfectamente contento dejando que todos los demás grupos hagan lo suyo por un tiempo. Hicimos nuestra parte, y no tenemos nada que perder en relajarnos por un tiempo.”
“Sí. No entiendo el punto”, dijo Perra, rascando la parte superior de la cabeza de Brutus.
“No encontrarás a nadie más dispuesto a ponerse un poco loco que a mí”, Alec le dijo a Lisa, “Pero estoy con Perra. Es un gran riesgo, un montón de problemas. ¿Para qué? ¿Pellizcarles la nariz a los buenos?”
“El jefe está dispuesto a pagar”, dijo Lisa. “Con otras consideraciones.”
“¿Consideraciones?” Pregunté.
“Tienen que entender”, suspiró Lisa, “No estoy en desacuerdo con lo que están diciendo, pero lo que puedo decir es que esta es una prueba. El jefe quiere ver si podemos lograr esto, y si podemos, somos mucho más valiosos para él. Mucho más valiosos.”
“O tal vez la prueba es si somos lo suficientemente inteligentes como para rechazar una misión condenada”, señaló Brian.
“Tal vez”, admitió Lisa, “no lo creo, pero no negaré que sea posible.”
Brian le preguntó: “¿Podemos rechazar esto? Quiero decir, nunca nos obligó a tomar un trabajo.”
“Podríamos”, no parecía feliz.
Frunció el ceño, “Creo que son cuatro votos en contra, como mínimo. Suponiendo que vas a votar a favor de este plan, ¿Lis?”
“Sí”, respondió ella.
“Bueno, a menos que hayamos cambiado de un sistema de voto mayoritario, creo que se puede decir al jefe 'gracias, pero no'”, dijo. Cuando ella no respondió, él se volvió hacia mí, “¿Quieres tratar de armar la mesa de la cocina y la mesita de noche? Te puedo invitar a un almuerzo tardío, si-”
“¡Doscientos cincuenta!”, Lisa lo interrumpió.
Él la miró, “Doscientos cincuenta...”
“Mil”, terminó por él, dejando caer sus brazos a su lado, casi derrotada. “Para cada uno. Maldición. Quería que ustedes estuvieran a bordo antes de impresionarlos con la cantidad. Suena desesperado cuando lo digo así, pero no puedo dejar que se vayan sin decirles lo que rechazaríamos.”
La suma nos hizo pensar.
“Para ser claros... Un millón, doscientos cincuenta mil dólares, divididos entre cinco”, dijo Alec, “¿Por esto?”
“Como dije”, Lisa sonrió un poco, “El trabajo más grande hasta ahora.”
“Si el jefe nos ofreciera un cuarto de millón de dólares para acercarse a esos tipos y entregarnos, no sería un escenario muy diferente”, señalé.
“Claro que sí”, replicó Lisa, “Realmente tenemos una oportunidad de superar esto.”
“Una posibilidad muy, muy pequeña”, señalé.
“Una oportunidad”, dijo. “¿Pero si hacemos esto? ¿Si le demostramos al jefe que valemos su tiempo? Ascendemos. Obtenemos más dinero, obtenemos más equipamiento, más información, obtenemos una voz en cuanto a la dirección de sus planes a largo plazo, todo lo cual puede traducirse en un mayor respeto en la comunidad de capas.”
“¿Una voz?” Pregunté, “¿Qué quieres decir?”
“Reunirnos con él, discutir lo que hacemos a continuación y por qué.”
Mi mente comenzó a correr con las implicaciones de esto.
“Estoy cambiando mi voto”, dijo Alec, “Por tanto dinero, como que resuelve el problema que tenía con el trabajo, que era que no tenía mucho punto. Un cuarto de millón de dólares son muchos puntos.”
“Dos a favor, tres en contra”, dijo Lisa. “¿Perra?”
Perra frunció el ceño, “Déjame pensar.”
Esta era una oportunidad para conocer a nuestro empleador, en un futuro no muy lejano. La pregunta era: ¿quería tomarla? Había estado posponiendo las cosas, evitando el problema, tratando de no pensar demasiado en mi plan de juego, sobre entregar a estos muchachos cuando tuviera la última pieza de información que necesitaba sobre cómo corrían las cosas, de dónde venía el dinero. Ahora tenía que hacer una llamada.
Todo el tiempo, me había estado diciendo a mí misma que los entregaría. Daria la información al Protectorado. Pero mi corazón no estaba realmente decidido. Significaría traicionar amigos. Si bien no me desagradaban Alec o incluso Perra, mis pensamientos estaban puestos en Lisa y Brian. Quiero decir, bueno, Lisa fue mi primera verdadera amiga desde Emma. En cuanto a Brian, me gustaba, lo respetaba. Odiaba la idea de hacerles lo que Emma me había hecho. Traicionar amigos.
Había renunciado a la idea de ganar respeto o prestigio por entregarlos. Quiero decir, cometí un delito grave, tomé rehenes, ataqué a otros héroes, casi maté a un hombre, luego arranqué los ojos de esa misma persona un par de semanas después.
Y podría vivir con esa parte, con no obtener crédito o elogios ni lo que sea. Pude verme volando por debajo del radar por un tiempo. Tal vez desempeñando el papel de un vigilante evitando la atención tanto del héroe como del villano, si realmente estaba ansiosa por salir de traje. O ver si tal vez, solo tal vez, podría intentar obtener el mismo trato que Shadow Stalker, convertirme en un miembro a prueba de los Custodios. Inicialmente me alejé de los Custodios por la preocupación de que sería demasiado similar a la secundaria... pero yo había cambiado en las últimas semanas. Le hice frente a Emma dos veces. Tres veces, si contaba la reunión. Tenía un poco más de agallas que hace un mes. Podía imaginarme trabajando junto a un grupo de superhéroes jóvenes que me resentía como una especie de penitencia por mis acciones malvadas, y ese era un cambio bastante grande de antes de siquiera salir de traje, cuando la sola idea de unirme a ellos era difícil de procesar.
El problema era que ir por ese camino era un caos de ‘tal vez’ y ‘posiblemente’, cada paso un lío de posibles desastres. ¿Qué pasa si me arrestaran en lugar de ofrecer membresía probatoria en los Custodios? ¿Qué pasa si los Undersiders escapaban del arresto y vinieran por mí? ¿O mi papá?
Todo se redujo a las personas que estaban en la habitación conmigo. No era solo que los traicionaría como Emma lo hizo conmigo. ¿Era lo suficientemente valiente como para pasar por lo que pase con Emma, ​​con personas que quería y admiraba convirtiéndose en mis peores enemigos?
Y si no elegía, no decidía... Bueno, si lo pospongo más, la única diferencia de quedarme para siempre por elección propia sería una buena medida de auto engaño de mi parte. El tiempo que pasé con Brian lo dejó bastante claro.
“Creo que... podría cambiar mi voto”, expresé el pensamiento en voz alta mientras lo formaba.
Hubo miradas de sorpresa de todos los presentes, excepto los perros. Lisa, especialmente, se sacudió un poco en reacción a mi declaración.
Me tomó todo lo que tenía para mantener mi fachada intacta. Al final del día, lo que me asustaba más que perder amigos y hacer que me odiaran, más que vinieran tras de mí o de mi papá, era la idea de que me odiaría a mí misma. Que me odiaría uno, cinco, diez o veinte años más adelante, por traicionar mis principios y por tomar una mala decisión con amplias implicaciones. Odiarme por tomar un camino que podría llevarme a ir a la cárcel sin posibilidad de ser rescatada por Armsmaster, o por un camino que me llevaría a lastimar a alguien inocente tanto como había lastimado a Lung y Bakuda.
Seguir con los Undersiders era una ganancia a corto plazo, claro, pero ¿a largo plazo? Tenía que seguir con mi plan original y tratar de convencerme de que lo hacía por el bien de todos.
Alec levantó sus cejas. “De Verdad.”
“¿Qué?” Pregunté.
“Eres la última persona que hubiera esperado que cambiara su voto, torpe”, dijo, “Eres cuidadosa, y este es el trabajo menos cuidadoso que hemos tenido hasta ahora.”
“Cambiar mi voto es depende de si podemos idear un plan que tenga una posibilidad decente de que escapemos intactos”, aclaré.
“Aun así, usualmente eres la sombra de Brian, haciéndole eco”, dijo Alec.
“Gracias, Alec,” Brian frunció el ceño. Brian se volvió hacia mí, frunciendo el ceño con preocupación, “¿Estás segura?”
“No totalmente”, admití, “y lo siento, por no respaldarte.”
“Eres un miembro del equipo, tienes tu propia voz.”
“¿Qué cambió tu mente?” La pregunta vino de Lisa.
Tuve que evitar disparar las alarmas con ella. La forma más segura de hacerlo sería seguir con la verdad o algo muy parecido.
“Me molesta que no sé quién es nuestro empleador. Hay algunas posibilidades realmente feas, y preferiría saber más pronto que tarde, si fueran el caso.” Ahí, verdad suficiente.
“Lo admito”, admitió Brian, “tengo curiosidad. Es... No creo que tenga curiosidad suficiente como para querer tomar este trabajo.”
“Si la niña escuálida va a hacer esto, no retrocederé”, dijo Perra. “Cambiaré mi voto también.”
“¿Chica?” Le pregunté, “escuálida, seguro, pero probablemente soy un año más joven que tú, como mucho.”
Lisa nos detuvo, inclinándose hacia un lado para ponerse entre Perra y yo. “Tenemos que mantenernos en el tema, ya que solo hay unas pocas horas para planificar y prepararse. Tenemos cuatro votos a favor, uno en contra. Parece que esto va a suceder.”
Brian suspiró.
“Lo siento”, murmuré mi segunda disculpa.
Él puso su mano sobre mi hombro, “Está bien.”
Noté que él no movió su mano de mi hombro de inmediato.
Distrayéndome, le pregunté a Lisa: “Entonces, ¿cómo hacemos esto?”
Ella comenzó a delinear un plan.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.19 18:35 master_x_2k Insinuación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Insinuación II_____________________

Correr había ayudado a despertarme, al igual que la ducha caliente y una taza de café que mi padre había dejado en la jarra. Aun así, la fatiga no ayudó a la sensación de desorientación que tuve sobre cuán normal parecía el día de camino a la escuela. Hace solo unas horas, había estado en una pelea de vida o muerte, incluso había conocido a Armsmaster. Ahora era un día como cualquier otro.
Me sentí un poco nerviosa cuando llegué a la sala de clases. Habiendo salteado básicamente dos clases el viernes anterior, sin poder entregar una tarea importante, pensé que la señora Knott probablemente ya lo sabía. No me sentí aliviada cuando la Sra. Knott me miró y esbozó una sonrisa tensa antes de volver su atención a su computadora. Eso solo significaba que la humillación se redoblaría si alguien interrumpía la clase al venir de la oficina. Una parte de mí quería perderse esta clase también, solo para evitar la humillación potencial y evitar llamar la atención.
Con todo, me sentí ansiosa mientras me dirigía a mi computadora, lo cual me apestaba porque la clase de Computación era una de las pocas partes de la jornada escolar que por lo general no temía. Por un lado, era la clase en la que me estaba yendo bien. Más al punto, ni Madison, Sophia ni Emma estaban en esta clase, aunque sí algunas de sus amigas. Esas chicas generalmente no sentían la necesidad de hostigarme sin el trío, y estaba aún más alejada de ellas porque era de las más avanzadas de la clase. Unas tres cuartas partes de las personas en la sala eran analfabetas en informática, pertenecían a familias que no tenían dinero para computadoras o familias que no tenían mucho interés en las ellas, por lo que practicaban escribiendo sin mirar el teclado y tenían lecciones sobre el uso de motores de búsqueda. Por el contrario, yo estaba en el grupo que estaba aprendiendo algo de programación básica y hojas de cálculo. No hizo mucho por mi reputación friki, pero soportarlo.
La señora Knott era una buena maestra, si no la más práctica; por lo general, ella se contentaba con darnos una asignación en clase a los estudiantes avanzados y luego enfocarse en la mayoría más revoltosa de la clase. Esto me iba muy bien, por lo general terminaba la tarea en media hora, dejándome una hora para usarla como me pareciera. Había estado recordando y repasando los eventos de la noche anterior durante mi carrera matutina, y lo primero que hice cuando la antigua computadora de escritorio terminó su agónico proceso de carga fue comenzar a buscar información.
El lugar de ir para las noticias y la discusión sobre las capas era Parahumanos en Línea. La portada tenía actualizaciones constantes sobre las recientes noticias internacionales sobre capas. A partir de ahí, podía ir a la wiki, donde había información sobre capas individuales, grupos y eventos, o a los tableros de mensajes, que se dividían en casi un centenar de sub foros, para ciudades y capas específicas. Abrí el wiki en una pestaña, luego encontré y abrí el foro de Brockton Bay en otro.
Tuve la sensación de que Tattletale o Grue eran los líderes del grupo con el que me había topado. Dirigiendo mi atención a Tattletale, busqué en la wiki. El resultado que obtuve fue decepcionantemente corto, comenzando con un encabezado que decía: “Este artículo es un esbozo. Sé un héroe y ayúdanos a expandirlo.” Hubo un anuncio de una frase sobre cómo ella era una supuesta villana activa en Brockton Bay, con una sola imagen borrosa. La única información nueva para mí fue que su traje era lavanda. Una búsqueda en los tableros de mensajes no arrojó absolutamente nada. Ni siquiera había una pista sobre cuál era su poder.
Levanté la vista hacia Grue. En realidad, había información sobre él, pero nada detallado o definitivo. En el wiki se afirmaba que había estado activo durante casi tres años, realizando delitos menores como robar tiendas pequeñas y hacer algún trabajo como matón para aquellos que querían tener un poco de músculo superpoderoso para un trabajo. Recientemente, había recurrido a la delincuencia a mayor escala, incluido el robo corporativo y robo a un casino, junto con su nuevo equipo. Su poder fue catalogado como generación de oscuridad en la barra lateral debajo de su imagen. La imagen parecía lo suficientemente nítida, pero el centro de atención, Grue, era solo una borrosa silueta negra en el centro.
Busqué a Perra después. No hay resultados. Hice otra búsqueda de su título más oficial, Hellhound, y obtuve una gran cantidad de información. Rachel Lindt nunca había hecho ningún intento real de ocultar su identidad. Aparentemente había estado indigente durante la mayor parte de su carrera criminal, viviendo en las calles y mudándose cuando la policía o una capa la perseguían. Los avistamientos y encuentros con la chica sin hogar terminaron hace aproximadamente un año. Supuse que era cuando unió fuerzas con Grue, Tattletale y Regent. La imagen en la barra lateral fue tomada de las imágenes de la cámara de vigilancia: una chica sin mascara, de cabello oscuro, a quien no habría llamado bonita. Tenía un rostro cuadrangular, de rasgos bruscos y cejas espesas. Ella estaba montando encima de uno de sus monstruosos “perros” como un jinete monta un caballo, por el carril central de una calle.
Según la entrada de la wiki, sus poderes se manifestaron cuando tenía catorce años, seguido casi inmediatamente por la demolición del hogar adoptivo en el que ella había estado viviendo, lesionando a su madre adoptiva y otros dos hijos adoptivos en el proceso. Esto fue seguido por una serie de escaramuzas y retiradas de dos años a lo largo de Maine cuando varios héroes y equipos trataron de aprehenderla, y ella los derrotó o evadió con éxito la captura. No tenía poderes que la hicieran más fuerte o más rápida que la mujer promedio, pero aparentemente era capaz de convertir perros ordinarios en las criaturas que había visto en la azotea. Monstruos del tamaño de un auto, puro músculos, huesos, colmillos y garras. Una caja roja cerca de la parte inferior de la página decía: “Rachel Lindt tiene una identidad pública, pero se sabe que es particularmente hostil, antisocial y violenta. Si la reconoce, no se acerque ni provoque. Salga del área y notifique a las autoridades su última ubicación conocida.” Al final de la página había una lista de enlaces relacionados con ella: dos sitios de fans y un artículo de noticias relacionado con sus primeras actividades. Una búsqueda en los tableros de mensajes arrojó demasiados resultados, dejándome incapaz de separar la basura, los argumentos, la especulación y el culto al villano para encontrar cualquier bocado genuino de información. Lo que podía entender es que ella era notoria. Suspiré y seguí adelante, tomando nota mental de hacer más investigación cuando tuviera tiempo.
El último miembro del grupo era Regent. Teniendo en cuenta lo que Armsmaster había dicho sobre que el chico era de bajo perfil, no esperaba encontrar mucho. Me sorprendió encontrar menos que eso. Nada. Mi búsqueda en la wiki solo arrojó una respuesta predeterminada, “No hay resultados que coincidan con esta consulta. 32 direcciones IP únicas han buscado en el Wiki de Parahumanos.net 'Regent' en 2011. ¿Te gustaría crear la página?” No aparecía nada en los foros. Incluso busqué la ortografía alternativa de su nombre, como Regence y Recant, en caso de que lo haya escuchado mal. Nada apareció.
Si mi estado de ánimo había sido algo amargado cuando llegué al salón, los caminos cerrados solo lo empeoraron. Dirigí mi atención a la tarea de la clase, creando una calculadora funcional en Visual Basic, pero era demasiado trivial para distraerme. El trabajo del jueves y el viernes ya nos había dado las herramientas para hacer el trabajo, por lo que era realmente solo trabajo para pasar el tiempo. No me molestaba aprender cosas, pero trabajar por trabaja era molesto. Hice lo mínimo posible, revisé si había errores, moví el archivo a la carpeta “trabajos terminados” y volví a navegar por la web. Al final, el trabajo apenas tomó quince minutos.
Busqué a Lung en la wiki, algo que ya había hecho con bastante frecuencia, como parte de mi investigación y preparación para ser un superhéroe. Quería asegurarme de saber quiénes eran los principales villanos locales y qué podían hacer. La búsqueda de 'Lung' se redirigió a una página general de su pandilla, la ABB, con bastante información detallada. La información sobre los poderes de Lung estaba bastante en línea con mi propia experiencia, aunque no se mencionaba la super audición, o él fuera a prueba de fuego. Consideré agregarlo, pero decidí no hacerlo. Era una inquietud para mi seguridad que mi aporte pueda ser rastreado a Winslow High, y luego a mí. Pensé que probablemente se eliminaría como especulación sin respaldo, de todos modos.
La sección debajo de la descripción de Lung y sus poderes cubrían a sus subordinados. Se estima que tenía cuarenta o cincuenta matones trabajando para él en Brockton Bay, en su mayoría procedentes de la juventud asiática. Era bastante poco convencional que una pandilla incluyera miembros varias nacionalidades como la ABB lo hacía, pero Lung había convertido en su misión el conquistar y absorber cada pandilla con miembros asiáticos y muchos sin ella. Una vez que tuvo la mano de obra que necesitaba, las pandillas no asiáticas fueron canibalizadas por recursos, sus miembros descartados. Aunque no había más pandillas importantes en el este de la ciudad para absorber, todavía estaba reclutando fervientemente. Su método, ahora, era reclutar a cualquier persona mayor de doce años y menor de sesenta. No importaba si eras miembro de una pandilla o no. Si eras asiático y vivías en Brockton Bay, Lung y su gente esperaban que te unieras o que pagaras tributo de una forma u otra. Hubo informes de noticias locales, artículos de periódicos, y pude recordar haber visto carteles en la oficina del consejero escolar que detallaban dónde las personas que fueron un blanco podían buscar ayuda.
Los tenientes de Lung figuraban como Oni Lee y Bakuda. Ya tenía un poco de conocimiento general sobre Oni Lee, pero estaba intrigada de ver que había actualizaciones recientes de su entrada en la wiki. Había detalles específicos sobre sus poderes: podía teletransportarse, pero cuando lo hacía, no desaparecía. Al teletransportarse, su ser original, a falta de un término mejor, se mantendría dónde estaba y permanecería activo de cinco a diez segundos antes de desintegrarse en una nube de ceniza de carbono. Esencialmente, él podía crear otra versión de sí mismo en cualquier lugar cercano, mientras que la versión anterior se quedaría el tiempo suficiente para distraerte o atacarte. Si eso no era lo suficientemente aterrador, había un informe de él granada en mano mientras se duplicaba repetidas veces, con sus duplicados efímeros actuando como terroristas suicidas. Para colmo, la página de la wiki de Oni Lee tenía una caja de advertencia roja similar a la que Bitch / Hellhound tenía sobre la suya, menos la parte de su identidad pública. Por lo que sabían de él, las autoridades habían considerado oportuno señalar que era sociópata. La advertencia cubría los mismos elementos esenciales: excesivamente violento, peligroso para acercarse, no debería ser provocado, y así sucesivamente. Eché un vistazo a su fotografía. Su disfraz consistía en un mono negro con una bandolera negra y un cinturón para sus cuchillos, pistolas y granadas. El único color en él era una máscara de demonio adornada de estilo japonés, carmesí con dos franjas verdes a cada lado. Excepto por la máscara, su disfraz emitía la clara impresión de un ninja, lo que aumentaba la idea de que era un tipo que podía deslizar un cuchillo entre tus costillas.
Bakuda era una entrada nueva, agregada a la wiki del ABB hace solo diez días. La imagen solo la mostraba desde los hombros hacia arriba, una chica con cabello negro lacio, grandes gafas opacas sobre sus ojos y una máscara de metal con un filtro de máscara de gas cubriendo la mitad inferior de su rostro. Una cuerda trenzada de alambres negros, amarillos y verdes se enrollaba sobre uno de sus hombros. No pude identificar su origen étnico con la máscara y las gafas, y su edad no era más fácil de descifrar.
La wiki tenía muchos de los mismos detalles que Armsmaster me había mencionado. Bakuda esencialmente había tenido un tomado de rehén una universidad y lo hizo con su habilidad sobrehumana para diseñar y fabricar bombas de alta tecnología. Había un enlace a un video titulado 'Amenaza de bomba en Cornell', pero no me pareció sensato abrirlo en la escuela, especialmente sin auriculares. Hice una nota mental para verificarlo cuando llegue a casa.
Lo siguiente que me llamó la atención fue el encabezado de la sección titulada 'Derrotas y Capturas'. Me desplacé hacia abajo para leerlo. Según la wiki, aparentemente Lung había sufrido varias derrotas menores a manos de varios equipos, desde el Gremio hasta los equipos locales de Nueva Oleada, los Custodios y el Protectorado, pero logró evadir la captura hasta la noche anterior. En una nota publicitaria, “Armsmaster logró emboscar y derrotar al líder de la ABB, debilitado por un reciente encuentro con una pandilla rival. Lung fue llevado al Cuartel del ERP para encerrarlo hasta el juicio del villano por teleconferencia. Teniendo en cuenta la amplia y bien documentada historia criminal de Lung, se espera que enfrente el encarcelamiento en la Pajarera si se lo encuentra culpable en el juicio.”
Respiré profundo y lo dejé salir lentamente. No estaba segura de qué pensar. Estaba en todo mi derecho de enojarme porque Armsmaster tomó el crédito por la pelea que podría haberme costado la vida. En cambio, sentía una emoción creciente. Sentí ganas de sacudir el hombro del hombre sentado a mi lado y señalar la pantalla, diciendo: "¡Yo lo hice posible! ¡Yo!"
Con un renovado entusiasmo, cambié las pestañas al foro y comencé a buscar lo que la gente decía al respecto. Una publicación de un fan o secuaz de Lung amenazó con violencia a Armsmaster. Hubo una solicitud de alguien pidiendo más información sobre la pelea. Una publicación me hizo detenerme, preguntaba si Bakuda podía o no usar una bomba a gran escala y la amenaza de posibles miles o cientos de miles de muertos, para rescatar a Lung.
Traté de olvidarlo. Si sucediera, sería responsabilidad de héroes mejores y más experimentados que yo.
Me llamó la atención que había una persona que no había buscado. Yo misma. Abrí la página de búsqueda avanzada para el foro de Parahumanos.net e hice una búsqueda de términos múltiples. Incluí insecto, araña, enjambre, insecto, plaga y un caos de otros términos que me habían llamado la atención cuando traté de intercambiar ideas sobre un buen nombre de héroe. Reduje el plazo de las publicaciones para buscar publicaciones realizadas en las últimas 12 horas y presioné Buscar.
Mis esfuerzos resultaron en dos publicaciones. Uno se refería a un villano llamado Pestilence[1], activo en el Reino Unido. Aparentemente, Pestilence era una de las personas que podía usar 'magia'. Es decir, lo era si crees que la magia es real, y no solo una interpretación engañosa o delirante de un conjunto dado de poderes.
La segunda publicación estaba en la sección 'Conexiones' del foro, donde las damiselas rescatadas dejaban su información de contacto para sus héroes gallardos, donde se organizaban convenciones y reuniones de fanáticos y donde las personas publicaban ofertas de trabajo para las capas y los obsesionados con las capas. La mayoría eran crípticos o imprecisos, refiriéndose a cosas que solo las personas en cuestión sabrían.
El mensaje estaba titulado, simplemente, "Bicho"
Le hice clic y esperé con impaciencia a que al sistema obsoleto y el módem escolar sobrecargado cargara la página. Lo que obtuve fue breve.
Asunto: bicho
Te debo una. Me gustaría pagar el favor. ¿Nos encontramos?
Envia un mensaje,
Tt.
La publicación era seguida por dos páginas de personas que comentando. Tres personas sugirieron que era algo importante, mientras que media docena de personas más los criticaron como sombreros de aluminio, término de Parahumanos.net para los teóricos de conspiraciones.
Sin embargo, era importante. No pude interpretarlo de otra manera; Tattletale había encontrado la manera de ponerse en contacto conmigo.
[1]Pestilencia

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.02.14 18:25 alforo_ ¿Qué pasa con los hombres?

En España el año 2017 se fue con un saldo de 56 mujeres asesinadas por la violencia machista. “No pasa nada, sólo somos mujeres” me dice una amiga con cierto deje sarcástico. “No son hombres asesinados por mujeres, lo cual hubiera sido suficiente para adoptar medidas más severas de tipo preventivo y de castigo” añade. Puede que tenga razón y que en este último caso el comportamiento judicial hubiese sido contundente, y no digamos el de las altas instituciones políticas. De ser hombres agredidos por mujeres no creo probable que hubiera juezas y jueces preguntando ¿y no le provocó usted? ¿no iba usted medio desnudo pidiendo guerra? ¿se resistió lo suficiente?
Es de esperar que el pacto de estado (en debate parlamentario) para modificar la legislación vigente corrija aberraciones como la de permitir que hombres condenados por ser maltratadores probados tengan acceso a sus hijos. O que solamente se acepte como violencia machista cuando el agresor sea pareja o ex pareja de la víctima. Pero hace falta asimismo que otros actores estén a la altura de lo que las mujeres esperan. Los jueces y la policía que consienten que un tipo esté en la calle acumulando 14 delitos de quebrantamiento de órdenes de alejamiento no tienen mi comprensión. Ese tipo mató a su ex mujer. ¿Qué tiene que pasar para que cuerpos policiales y jueces sean debidamente formados? ¿Cuántos casos de mujeres hay ya que fueron asesinadas tras denunciar y no ser tenidas en cuenta por quienes debían protegerlas? En todo caso, ¿el pacto de estado, tendrá fecha de puesta en marcha y tendrá la financiación necesaria? Sospecho que es un pacto de mínimos para acallar las voces más críticas.
La lacra machista que estamos viviendo amenaza con cronificarse como parte del paisaje social en el que vivimos. Así será mientras el patriarcado sea el régimen general universal que nos domina y la desigualdad el modo de relación entre géneros, lo que nos remite a la cuestión del poder. Mientras una parte de la especie humana, la mitad, siga considerando a la otra mitad como su propiedad a la que puede agredir de mil maneras y quitar la vida, no hay nada que hacer. A veces pienso que en lo que a los hombres respecta su –nuestra- evolución está lejos de haber terminado, no puede ser que los hombres actuales seamos el final. Tiene que haber una posibilidad de que dominemos nuestros instintos, esa fuerza sexual incontrolada que hace comportarse a muchos como terroristas de género. Desde luego quienes creen que fuimos hechos a imagen y semejanza del creador ya pueden cambiar su punto de vista.
Ahora bien, también es verdad que aunque sea de manera lenta y tímida muchos hombres podemos y queremos ser diferentes. La pelota está en nuestro tejado. Hay que decir, en todo caso, que en el estado español hay unos 400.000 hombres fichados como maltratadores. Son una minoría, pero son demasiados; además no están todos los que son. A todos les une el ser el resultado de una sociedad patriarcal que no acepta la plena igualdad entre hombres y mujeres. Si se aceptara que este es el problema se podría elaborar un plan de educación estratégica para ir cambiando mentalidades en la relación entre géneros y potenciar una nueva masculinidad opuesta a ejercer el poder contra las mujeres.
La cuestión de fondo tiene que ver con la naturaleza del problema. Si no se identifica bien la enfermedad no habrá solución. Así por ejemplo, en un estudio impulsado por el Ministerio del Interior de España, con participación académica, orientado a saber por qué hay hombres que agreden y a asesinan a mujeres, se recoge un enfoque deficiente: Según las primeros análisis del minucioso trabajo, habría un 20% de agresores que podrían considerarse "sociópatas", hombres con dificultades de integración social, con antecedentes penales o policiales; un 30% que serían inestables emocionalmente. Y un 5% podría clasificarse como psicópatas. Dicho de otra manera las causas son el alcohol, las drogas, un brote sicótico, demencia senil, neuroticismo, antecedentes de violencia, situación de inmigración, stress, despecho, desempleo, fobia social, etc, etc, de tal modo que cada caso se separa de los demás y tiene una casuística que lo explica.
Cierto, en cada asesinato de una mujer hay una historia del victimario que hay que tener en cuenta. Pero al mismo tiempo hay que hacer un análisis de conjunto que nos de explicaciones estructurales, de conjunto. Las explicaciones individualizadas no afrontan el patriarcado y la desigualdad de género, porque consideran cada asesinato al mismo o parecido nivel que otros asesinatos de hombres por hombres. Este enfoque presenta los hechos como un fenómeno multicausal, sin patrones comunes. Afortunadamente, hay medios de comunicación que titulan la noticia como de violencia machista y esto ayuda a tomar conciencia de un problema que ya no se puede plantear como si estuviéramos cincuenta años atrás. El patriarcado es lo que explica que personas normales puedan cometer actos que no son normales. Los maltratadores están por consiguiente en todas partes, en todas las clases sociales, profesiones y edades.
En mi opinión la violencia de género responde a una escalada, tensiones, agresiones verbales, humillaciones, primeras bofetadas, hasta llegar en demasiados casos a una máxima violencia. En todas las fases la cuestión del poder es el centro del problema. No me satisface la idea de agresores ocasionales y por consiguiente impredecibles. Lo que está en debate, las causas de la violencia machista, afecta de manera estructural al modelo de respuesta e intervención para combatir este tipo de violencia. No se puede aceptar, ni siquiera un poquito toda aquella explicación que objetivamente exculpe o justifique actos de violencia contra las mujeres. La figura del buen hombre al que se le fue la mano al clavarle el puñal a su mujer porque seguramente estaba atragantado con un divorcio que no quería, no ayuda a entender lo que está pasando ni a encontrar vías de respuesta.
El rapero Arkano, un chaval de Alicante, ha sabido capturar bien el fondo del problema al decir “los medios suavizan el dolor causado, llamando loco al cabrón que ha violado” y sobre los victimarios: “no son enfermos mentales, son hijos sanos del patriarcado”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=237874&titular=%BFqu%E9-pasa-con-los-hombres?-
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]